Tras la tragedia que dejó el hundimiento de una embarcación con 167 personas, con una cifra de siete personas muertas, dos desaparecidas y dos heridas, las autoridades colombianas han desplegado una investigación sobre el acontecimiento. Hasta el día de hoy se ha reportado que la empresa encargada de dicha embarcación, Asobarcos, no contaba con los registros de operación turística al día, además de ya haber reportado un incidente similar con el mismo barco, el pasado mes de marzo, por lo que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ordenó el cierre inmediato de dicha empresa.

En cuanto a la causa del hundimiento del navío que recorría el embalse El Peñol- Guatapé, en el departamento de Antioquia, no se ha dado una respuesta concreta. Por el momento, las autoridades han podido descartar que la razón del incidente haya sido por sobrecupo, puesto que el barco contaba con una capacidad para 280 personas. El barco sólo estaba transportando 167.

Varios testigos aseguran que el barco no contaba con el mantenimiento adecuado. Al igual que las autoridades lo hicieron al referirse sobre el incidente pasado en el mes de marzo. “Fue producto de un mal procedimiento de quien hacía mantenimiento del barco, pero fue en el lugar de atranque y no estaba en movimiento ni llevaba pasajeros”.

Quizás te pueda interesar:  Japón rebaja la alerta de tsunami tras un fuerte terremoto en Fukushima