La jurista de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luz Patricia Mejía, experta independiente en derechos de la mujer, considera que la crisis política y social de Venezuela perjudica más a las mujeres que al resto de la población, ya que ven reducidos sus ingresos y calidad de vida, reseña Efe.

“En todo tipo de crisis, las mujeres tienen un impacto diferenciado que afecta de manera desproporcionada a sus derechos”, explica en una entrevista con Efe la también responsable del MESECVI, un organismo de la OEA destinado a prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

Mejía, de origen venezolano, está en Madrid para presentar el último informe de esta entidad, que evalúa cuáles son los procesos que han emprendido 23 Estados iberoamericanos de la OEA para erradicar la violencia contra las mujeres.

En lo relativo a Venezuela, la jurista señala que, aunque se han producido importantes avances, también hay “vacíos significativos” en cuanto a las estadísticas de violencia de género del país, por lo que los datos “no son precisos”.

“Hay mujeres que no acuden ni a los centros de salud ni a las administraciones de justicia, por lo que quedan fuera de las estadísticas”, afirma.

En la actualidad, Venezuela cuenta con una ley integral que protege a las mujeres de cualquier tipo de violencia -tanto en el ámbito privado como en el público- y que abarca la creación de estructuras de protección, jurisdicciones y órganos especiales y la formación de funcionarios especializados en el tema.

Sin embargo, tal y como lamenta la jurista, el país no tiene un buen sistema de transparencia de la información pública y algunos datos “podrían tener un margen de error muy alto”.

Quizás te pueda interesar:  Berlín: Ivanka Trump en aprietos

“Hay una brecha relevante en lo referente al reconocimiento de derechos y la ausencia de una política firme que identifique la violencia contra las mujeres como un fenómeno específico y a la mujer como sujeto de esos derechos”, explica.

La especialista venezolana considera que la falta de estadísticas afecta también a las mujeres indígenas, con discapacidad o afrodescendientes, grupos con necesidades específicas, pero que “quedan fuera de la respuesta estatal”.

“A mayor conflicto social, mayor violencia; y a mayor violencia, mayor violencia contra las mujeres y mayores obstáculos para que puedan acceder a la justicia”, señala Mejía.

La región americana es, según la experta, la que cuenta con un mayor reconocimiento de derechos, pero también “con la brecha más amplia entre este reconocimiento y la vida que tienen las mujeres”.

Tal y como denuncia Mejía, tan sólo un 5 % de las demandas judiciales que presentan las mujeres en Venezuela acaba con sentencias que favorecen sus derechos, otro de los motivos por los que no acuden a los tribunales.

Mejía participa hoy en el ciclo de conferencias “Mujeres contra la impunidad”, en La Casa Encendida de Madrid, donde analizará cómo han evolucionado los derechos de las mujeres en Venezuela y más concretamente en el marco de la crisis que atraviesa el país.

lapatilla.com