Ayer se celebró el acto de cierre del proceso de entrega de armas de las Farc ante la ONU. En el municipio de Mesetas, departamento del Meta, se llevó a cabo una serie de discursos, apretones de mano y aplausos que confirman la entrega total del armamento guerrillero. El presidente Juan Manuel Santos, el jefe de las Farc, Rodrigo Londoño (Timochenko), y el jefe de la Misión ONU en Colombia, Jean Arnault, fueron los tres líderes del acto. Acompañados por autoridades locales y departamentales, jerarcas de la comunidad religiosa, líderes departamentales, guerrilleros de las Farc y miembros de la fuerza pública, quienes atendieron a sus mensajes de paz y progreso.

 

5953143bec670.r_1498658578705.0-753-3000-2256
Jaime Saldarriaga. Reuters

El presidente Santos celebró el fin de “una guerra absurda, que no sólo duró más de 5 décadas sino algo peor: ocho millones de víctimas y más de 220.000 compatriotas muertos”. Resaltando la importancia de este día, aseguró que sería uno que los colombianos y el mundo entero nunca olvidarán.

Timochenko celebró también este nuevo comienzo, pero reiteró que este no es el fin de las Farc, dijo que era el momento en que se convertirían en un grupo revolucionario cuya única arma sería la palabra. Enfatizó, también, en que esto era una muestra del cumplimiento del compromiso por parte de ellos (las Farc), “cumplimos la dejación de armas a conformidad de lo pactado. Quedan ella en manos de la ONU para la construcción de los monumentos previstos. Honramos así nuestra palabra y esperamos que el Estado cumpla la suya”. Y a través de sus redes, el jefe guerrillero, comunicó a todo el país lo “sagrado” que es el acuerdo de paz, y repitió “los acuerdos no son de las FARC, son de gente honesta de nuestra patria”.

Quizás te pueda interesar:  ¿Cuándo se van a reponer las clases perdidas por el paro de maestros?

Captura de pantalla 2017-06-28 a las 10.05.43 a.m.

7.132 armas fueron entregadas a la ONU, que fueron guardadas en contenedores, que serán sellados y llevados para la fundición de las armas finalmente el primero de agosto. Con las armas se tiene planeado hacer tres monumentos con el metal fundido de las armas, que serán puestos en Cuba, EE.UU. y Colombia.