Sus restos fueron hallados en una arruinada pirámide de ladrillos de barro, pero se sabe que fue una mujer muy poderosa que vivió en el norte de Perú hace unos 1.700 años.

Se le conoce como la Señora de Cao y estaba enterrada con una corona y rodeada de objetos de oro y cobre en la pirámide de Huaca Cao Viejo, cerca de la ciudad de Trujillo.

La tumba también contenía algunas armas, incluyendo dos enormes garrotes de guerra.

Hasta su descubrimiento, los expertos creían que solo los hombres habían disfrutado de posiciones de poder en la precolombina cultura Moche, a la que perteneció.

Pero la riqueza de su tumba sugiere que ella también pudo haber sido una sacerdotisa o incluso un gobernante.

Sus pies, sus piernas y su rostro estaban tatuados con símbolos mágicos de serpientes y arañas.

Ese rostro, a partir de ahora, podrá ser mejor apreciado gracias a una reconstrucción hecha utilizando la tecnología de impresión en 3D y que fue develada este martes.

Los científicos fueron capaces de reproducir su rostro, gracias al análisis de su estructura craneal y de sus restos.

El ministro de Cultura de Perú, Salvador del Solar, dijo que los expertos habían revelado un rostro ovalado con pómulos altos, rasgos que muchos ciudadanos en ese país reconocerían y comparten.

“Ahora tenemos el privilegio de anunciar esta extraña combinación entre el futuro y el pasado: la tecnología nos permite ver el rostro de una líder política, religiosa, cultural del pasado“, dijo el funcionario.

Una autopsia moderna reveló que la Señora de Cao tenía entre 20 y 30 años de edad cuando falleció, probablemente durante un parto o por complicaciones de un embarazo.

Quizás te pueda interesar:  Teófilo Gutierrez regresa al junior

Una situación en la que, lamentablemente, presente y pasado también parecen coincidir: según cifras del Ministerio de Salud de Perú cada día fallecen en ese país dos mujeres por problemas relacionados con el embarazo.

Fuente: http://www.bbc.com