La aparición de varios billetes de $50 mil, el 6 de febrero de 2016, sorprendió a los residentes de Floridablanca, Santander. En la noche de aquel sábado empezó a descender el dinero por el caudal de la quebrada Río Frío, entre los barrios Bucarica y Paragüitas.

El hecho generó una aglomeración de areneros y vecinos del sector, quienes escarbaban entre las piedras del afluente con la esperanza de llevarse parte del botín. Dicha romería se extendió hasta el lunes siguiente. Algunos aseguraron que pudieron apoderarse de una gran suma, otros no corrieron la misma suerte.

Luego de que más de 250 personas llegaran al lugar, Reynaldo Rojas, quien se desempeñaba como comandante Operativo de Seguridad Ciudadana de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, Mebuc, expresó  que fueron cerca de $3 millones los que se habrían encontrado a lo largo de la quebrada. “Esa es la suma que podemos confirmar. Sin embargo, testigos del hecho aseguran que son cerca de $8 millones los que han bajado por Río Frío”.

Sin embargo, la procedencia de ese dinero sigue siendo un misterio. De acuerdo con un funcionario de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, a la fecha se desconoce a quién le pertenecían los billetes, puesto nadie instauró una denuncia que diera lugar a la apertura de una investigación.

“No hay mayores avances. Nadie se dirigió a realizar alguna denuncia ni nadie indicó que esos billetes fueran de su propiedad”.

Entre las especulaciones de los ciudadanos existen varias hipótesis. Algunos creen que pudo tratarse de alguna caleta de algún grupo ilegal. Otros suponen que el tesoro pertenecía a alguien que desconfiaba de los bancos y prefirió guardarlo cerca a la quebrada. Igualmente, a quienes opinan que tras una discusión de pareja alguien arrojó el dinero que habían ahorrado.

Quizás te pueda interesar:  Santander: Cada día una persona intenta suicidarse

vanguardia.com