En medio de la conmemoración de un aniversario más de la quema de la Alcaldía de Bucaramanga y de la Contraloría municipal, promotores de la Consulta Popular Anticorrupción emprendieron una maratón de recolección de firmas por toda la ciudad para impulsar la convocatoria de la consulta en el país.

La maratónica jornada que inició ayer a las 11:00 de la mañana se extenderá hasta hoy a esa misma hora.

“El objetivo de esta actividad es la recolección de la mayor cantidad de firmas posibles de ciudadanos dispuestos a derrotar la corrupción”, explicó Carlos Parra, coordinador de la recolección de firmas en Bucaramanga.

Según cifras de los promotores de la consulta anticorrupción, en Santander ya se han recogido más de 123 mil firmas respaldando esta iniciativa. En todo el país ya son más de dos millones de firmas recolectadas.

“Estamos sobre las 123 mil firmas en solo Santander, esperamos que al finalizar esta maratón tengamos por lo menos 10 mil firmas más respaldando esta lucha contra la corrupción en el país”, agregó Parra.

La maratón de recolección de firmas solo se realizará en el área metropolitana de Bucaramanga.

Hasta el jueves 27 de julio hay plazo para presentar 1.762.083 firmas válidas para convocar la consulta anticorrupción.

firmas
Foto: vanguardia.com

La consulta

La iniciativa ciudadana, respaldada por el partido Alianza Verde, pretende recolectar por lo menos tres millones de firmas, para pedir que se convoque a los ciudadanos a las urnas para que voten la consulta anticorrupción y decidan si quieren aprobar o no los mandatos para acabar con dicho flagelo.

Si la consulta es votada por al menos 11 millones de colombianos, y de esos, al menos 6 millones dan su voto afirmativo a cada uno de los 7 mandatos que la componen, estos se vuelven de obligatorio cumplimiento para el Congreso y la Presidencia.

Quizás te pueda interesar:  "El Chapo" volvió a la cárcel de donde se escapó

LOS MANDATOS

Los mandatos que el comité promotor de la consulta considera fundamentales para derrotar todas las formas de corrupción son siete. En ellos se plantea reducir el salario de congresistas y altos funcionarios del Estado, enviar a la cárcel a corruptos sin beneficios especiales y prohibirles volver a contratar con el Estado, evitar que se hagan contratos amañados a través del establecimiento de pliegos tipo, participación ciudadana en audiencias públicas en las que se determinen los presupuestos públicos, rendición de cuentas de asistencia, votación y gestión por parte de los congresistas, hacer públicos las propiedades e ingresos injustificados de políticos y no permitir que ningún funcionario de corporaciones públicas pueda elegirse por más de tres períodos.

vanguardia.com