La reunión entre el presidente de Rusia y el de EE.UU. comenzó un  poco después de las cuatro de la tarde y terminó dos horas y 15 minutos después. En este lapso de tiempo, Donald Trump (EE.UU.) y Vladimir Putin (Rusia) mantuvieron una conversación que abordó puntos de interés global como la discutida intromisión de la inteligencia Rusa en las elecciones estadounidenses que terminaron con la victoria de Trump.

Trump quiso comenzar preguntándole sobre las investigaciones que acusan a Rusia hackear y filtrar información que ayudó a que Hillary Clinton perdiera las elecciones. Putin negó toda vinculación de su gobierno sobre el tema. Existen dos versiones diferentes sobre como se desarrolló esta parte del diálogo, la del secretario de Estado de EE.UU. y la del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, pero ambas concuerdan en que era un tema que querían dejar atrás lo más pronto posible, que lo único que hace es enturbiar las relaciones entre ambos países.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, anunció tan pronto terminó la reunión que se había acordado un cese al fuego en el suroeste de Siria. Calma parcial que se buscaba entre ambos bandos desde hace siete años que lleva este conflicto. Ambos Estuvieron de acuerdo en que el terrorismo internacional y la lucha contra el EI (ISIS) es el objetivo principal.

“Creo que es nuestra primera muestra de que EEUU y Rusia son capaces de trabajar juntos en Siria, y como resultado de eso tuvimos una larga discusión”, agregó Tillerson.

Por el otro lado, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, confesó que los dirigentes habían acordado trabajar juntos para resolver la crisis ucraniana.

Quizás te pueda interesar:  ¿Por qué la "madre de todas las bombas" y por qué ahora?

Trump y Putin admitieron alegrarse de conocerse finalmente, “estoy encantando de conocerlo personalmente”, dijo Putin. Durante un breve receso, el presidente estadounidense dijo ante las cámaras: “Putin y yo hemos estado discutiendo varias cosas y creo que va muy bien. Hemos mantenido conversaciones muy productivas. Creemos que van a pasar muchas cosas positivas para Rusia y Estados Unidos y para todos los implicados”.