Desde la Gobernación del departamento se dijo que el ganado de contrabando del vecino país es el principal sospechoso.

Por ahora, se mantiene la cifra de 150 reses contaminadas con la fiebre aftosa en Yacopí (Cundinamarca) por lo que se intensificaron los controles sanitarios del departamento. A pesar de que Colombia estaba libre de este brote, las autoridades tienen como primer sospechoso al ganado que entra de contrabando de Venezuela.

“La primera gran sospecha es la de este ganado que viene de contrabando de Venezuela, el vecino país no tiene ningún control de fiebre aftosa”, manifestó el gobernador de Cundinamarca Jorge Rey.

Foto: Colprensa

De acuerdo con la Gobernación, los municipios de Caparrapí, Topaipí, Puerto Salgar y La Palma también se encuentran en cuarentena como medida sanitaria.

caracol.com.co

Quizás te pueda interesar:  Terrorista abatido al intentar atacar comisaría en París