Luis Mauricio Archila Prada de 34 años de edad había logrado escapar de la justicia por 5 años.

Gracias a varias cirugías plásticas, haberse borrado las huellas dactilares, y una cédula dada de baja, Luis Archila logro mantenerse lejos del ojo de la justicia pero la dicha no le duro para siempre.

La Policía de Pasto notó cicatrices en sus huellas dactilares lo que activo su alarma y fue detenido para exámenes más profundos, los resultados de la investigación arrojaron que Luis Archila, de 34 años escapó de la cárcel de Bucaramanga en el 2012, y ahora se hace llamar David Felipe Bolaños Arcos, de 26 años, portaba una cédula de identidad original por lo que no había despertado sospecha anteriormente.

Al fugitivo que fingió su muerte fue acusado de secuestro, porte ilegal de armas, lesiones personales, hurto agravado y calificado, estafa, falsedad en documento público, violencia intrafamiliar y fuga de presos.

Quizás te pueda interesar:  Corte cita a congresistas implicados en escándalo de corrupción