Un exhaustivo estudio del Ideam sobre cambio climático clasifica a Bucaramanga como uno de los municipios del país con riesgo alto y vulnerabilidad frente a este fenómeno. Santander ocupa el puesto 12 en el ranking nacional de amenaza por cambio climático.

Si hay algo en lo que todos los bumangueses concuerdan es en afirmar que el clima de la ciudad ya no es tan fresco como lo era antes y que, con el pasar del tiempo, cada año se siente una Bucaramanga mucho más calurosa.

Lo más preocupante de este asunto es que, según un estudio adelantado por la Nación, lo más probable es que durante los siguientes 23 años la capital santandereana sufra fuertes fluctuaciones y anomalías en sus ciclos climáticos, lo que agudizaría las temporadas de calor, intensificaría los periodos de lluvia, produciría constantes y abruptos cambios de temperatura, entre otras manifestaciones atmosféricas.

Así lo reveló el Análisis de Vulnerabilidad y Riesgo por Cambio Climático en Colombia, desarrollado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), en donde se clasifica a Bucaramanga como uno de los municipios con riesgo alto por este fenómeno.

Esta investigación ubica a la ‘Ciudad Bonita’ como el segundo municipio con mayor riesgo en Santander. En total, en el departamento existe riesgo alto por cambio climático en 8 localidades (ver lista), y en otros 19 territorios hay un riesgo medio.

“San Benito, Bucaramanga y Palmar tienen los mayores valores de riesgo por cambio climático en Santander. No obstante, se debe tener en cuenta que otros 5 municipios del departamento tienen riesgo alto. Los temas de seguridad alimentaria, biodiversidad y recurso hídrico deben ser prioritarios para Santander, puesto que en su mayoría tienen valores muy altos, altos y medios de riesgo por cambio climático”, expresa el Ideam en su análisis.

Quizás te pueda interesar:  A tiros asesinan pensionado en el barrio Los Andes
climático
Foto: vanguardia.com

El más vulnerable

Además del alto riesgo que registra, el Ideam también estableció que Bucaramanga es el municipio más vulnerable, en Santander, a las afectaciones que se derivan del cambio climático, como deslizamientos de tierra o desbordamientos de afluentes, debido a sus características geográficas, urbanas, sociales, entre otras.

“En general, los municipios de Santander se encuentran en categoría baja, muy baja y media de sensibilidad y alta en capacidad adaptativa, lo cual configura que el departamento presente principalmente una vulnerabilidad muy baja. En particular, los municipios de mayor vulnerabilidad en el departamento son Bucaramanga, El Carmen y Hato”, señala el Instituto de Hidrología.

Amenaza en Santander

Este análisis del Ideam estableció que en Santander existe una amenaza baja por cambio climático, lo que significa que en materia de seguridad alimentaria, recurso hídrico, biodiversidad, salud, hábitat humano e infraestructura habría pocas afectaciones a causa de dicho fenómeno.

En el ranking nacional de amenaza por cambio climático de este informe en mención, Santander se ubica en el puesto 12 (ver lista), entre los 32 departamentos del país.

“La dimensión que presenta amenaza alta por cambio climático para Santander es el recurso hídrico. En general, la mayoría de los municipios del departamento se encuentran entre baja, muy baja, media y alta categoría de amenaza por cambio climático. Los municipios de San Gil, Palmar y San Benito son los que encabezan la lista de categoría muy alta de amenaza”, concluye el Ideam en su investigación.

vanguardia.com