La Secretaría de Movilidad había establecido hasta noviembre el plazo para la eliminación de los taxímetros en Bogotá, pero este miércoles se conoció que amplía hasta el 31 de diciembre la transición a las aplicaciones.

Al respecto de este proceso, en entrevista con Vive Bogotá, el presidente de la asociación de taxímetros (Asonaltax), Mauricio Ramírez, dijo que el gremio está al borde de la quiebra.

Ramírez denuncia que la medida “en ningún momento se socializó con los fabricantes de taxímetros en Bogotá. Hay que hacer claridad que el señor Peñalosa dijo que los taxímetros que se vendían en Bogotá son importados, pero lo corrijo. Todos los taxímetros, el 100 % que se venden en la ciudad, son de producción nacional”.

Taxímetro
Foto: AFP

Y es que el alcalde Peñalosa afirmó que “el sistema que se implementará básicamente utiliza el rastreo satelital para el cobro de las carreras de taxi, mucho más seguro y efectivo porque era casi que generalizado el tema de los taxímetros alterados; de manera que este rastreo satelital es mucho más confiable y les da más garantías a los ciudadanos”.

Ramírez afirma que “como han sido presentadas las cosas, realmente el nuevo sistema únicamente beneficia a las empresas de taxis de Bogotá. Eso es un negocio que ya está cerrado”.

Frente a las acusaciones del alcalde afirmó que “no todos los empresarios de taxímetros somos corruptos. Somos 100 negocios de taxímetros en Bogotá, ¿entonces todos somos corruptos? Es el mismo estigma que han creado sobre el gremio de los taxis”.

En cuanto a la adopción de la medida, que inicia este mes de agosto, señaló que el gremio ha “pedido acompañamiento de la Procuraduría, Defensoría, Personería. ¿Esta es la Bogotá para todos, donde nos están excluyendo? Dado el caso de que se firme ese decreto, nos vamos con tutelas, demandas hacia el Distrito, porque somos empresas”.

Quizás te pueda interesar:  ¿Quiénes deberán responder por derrumbe en la vía Bogotá-Medellín?

bluradio.com