Acorralado por las cotidianas y masivas manifestaciones en contra de su gobierno, aunado a la amenaza de sanciones que prometió Estados Unidos si lleva adelante su plan de Asamblea Constituyente, el presidente venezolano Nicolás Maduro ofreció a la oposición —en negociaciones a puerta cerrada— posponer por 45 días la elección de representantes de la Constituyente y elecciones presidenciales el próximo año, destacó el periódico estadunidense El Nuevo Herald.

De acuerdo con el rotativo, la propuesta de Maduro también contempla que la Asamblea Nacional (Parlamento de mayoría opositora), destituya a los 33 nuevos magistrados que nombró la semana pasada, a la vez que exige que la oposición “enfríe” las manifestaciones callejeras, informaron fuentes cercanas al tema.

La existencia de las conversaciones fue confirmada por el principal emisario del régimen de Maduro, el exjefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Maduro

PROCESO. “No puedo ser explícito pero el diálogo se realizó, existe y existirá con todo lo que está cayendo. Con todas las dificultades que existan, vamos a llegar a los procesos electorales que hay pendientes, se elegirán gobernadores y alcaldes ahora, y en 2018 serán las presidenciales”, dijo Zapatero en una entrevista con el periódico chileno La Tercera.

La propuesta de Maduro también busca que la oposición le ayude en las gestiones para convencer a Estados Unidos a que se abstengan de aplicar sanciones contra el régimen, dijo desde Washington una de las fuentes, que habló bajo el anonimato.

OFERTA. La última oferta realizada por el régimen fue presentada el lunes por Rodríguez Zapatero ante el dirigente opositor del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, quien se encuentra en su casa bajo arresto domiciliario.

Quizás te pueda interesar:  "No me voy a entregar, me voy a la calle a luchar con el pueblo": Maduro

Las elecciones de integrantes de la Asamblea Constituyente están previstas para este domingo en un proceso de votación de segundo grado que le garantiza al régimen mantener control del organismo convocado para refundar a la nación, aun cuando su popularidad ronda el 10 por ciento.

CHAVISTAS. Por otra parte, la llamada Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, que aglutina a chavistas venezolanos críticos a Maduro, alertaron ayer sobre una ola de violencia si se elige e instala la Constituyente que tiene como objetivo cambiar la Carta Magna.

El grupo pidió a los que siguen siendo chavistas que se abstengan de votar este domingo cuando se estima que se celebrarán estas elecciones y que aquellos que se vean “obligados” a participar “voten nulo”.

La plataforma chavista también critica a la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pues considera que, al igual que el gobierno, se ha puesto “al margen” de la Constitución.

“Más miseria”

Sin ceder en su postura acusatoria, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, dijo en entrevista con el periódico local El Nacional y difundida ayer, que el presidente Nicolás Maduro, busca “perpetuarse en el poder” a través de la Asamblea Nacional Constituyente a la que convocó el pasado 1 de mayo, y cuyos comicios deben celebrarse este domingo.

“(Maduro intenta) perpetuarse en el poder, mantener sometido al pueblo, plagarlo de hambre y miseria, represión, angustia y desesperanza”, señaló Ortega Díaz.

“La constituyente se ha promocionado bajo amenazas. Si se concreta habrá más miseria, más inseguridad, más incertidumbre, más desesperanza, más tristeza (y) más opresión”, agregó la funcionaria.

Ortega Díaz rompió filas con el chavismo en marzo pasado, cuando denunció presuntos atropellos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que emitió dos sentencias que limitaron los poderes del Parlamento, que controla la oposición.

Quizás te pueda interesar:  Detienen a modelo involucrada en tortura y golpiza a colega

Además, denunció que la Constituyente “debe ser convocada por el pueblo” y no por el presidente.

cronica.com.mx