El gobierno de Venezuela anunció este jueves que suspenderá desde este viernes todas las “manifestaciones públicas” que puedan “perturbar” el desarrollo de la elección de la asamblea nacional constituyente, que se celebrará este domingo, al tiempo que alertó que el incumplimiento de esta norma acarreará sanciones penales.

Se prohíben en todo el territorio nacional las reuniones y manifestaciones publicas, concentraciones de personas y cualquier otro acto similar que puedan perturbar o afectar el normal desarrollo del proceso electoral“, dijo el ministro del Interior, Néstor Reverol, en una alocución televisada.

En tal sentido, el funcionario advirtió: “Quien organice, sostenga o instigue a la realización de actividades dirigidas a perturbar la organización y funcionamiento del servicio electoral o de la vida social del país será penalizado con prisión de cinco a diez años”.

La coalición de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha convocado para este viernes a una movilización, a la que denominó “toma de Caracas”, como parte de una fase superior de presión para que el gobierno del presidente chavista Nicolás Maduro retire su propuesta de una constituyente.

Además, las Fuerzas Armadas (FF. AA.) venezolanas tomarán el control de varios cuerpos estatales y municipales de la Policía, desde mañana hasta que finalice el proceso electoral de este domingo.

“Hemos acreditado un personal de oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (…) que estarán encargados y tendrán el control operacional de los cuerpos estadales de Policía y 19 cuerpos municipales de Policía”, anunció Reverol, en una intervención conjunta con los titulares de Defensa y del Poder Electoral.

El Ministro adelantó además medidas habituales como el control excepcional de los puntos fronterizos, la prohibición de la venta de alcohol o del desplazamiento de maquinaria pesada. 

Quizás te pueda interesar:  Benigno: Un congo que se resiste a “morir”

Entre las medidas está también la ratificación de la prohibición de la comercialización de artefactos pirotécnicos y de artefactos de elevación por combustible sólido.

Las elecciones a la constituyente llegan en medio de numerosos actos de desobediencia civil promovidos por la oposición para impedir un proceso que considera fraudulento.

Gobernadores y alcaldes de la oposición tienen bajo sus órdenes algunos de los cuerpos de Policía regional que serán intervenidos a partir de mañana.

El país atraviesa una oleada de protestas a favor y en contra del gobierno de Maduro,y que ha dejado al menos 100 muertos luego de que algunas de esta manifestaciones desembocaran en actos violentos.