El Bayern Múnich cayó este jueves con el Inter de Milán (0-2) en un amistoso disputado en Singapur en el que el colombiano James Rodríguez estuvo los primeros 45 minutos en el campo sin poder ponerle su sello al partido. 

Los goles del Inter los marcó en la primera parte Martins Eder con dos remates de cabeza en el minuto 9 y en el minuto 30 en dos jugadas bastante similares. Dos centros, el primero desde la derecha y el segundo desde la izquierda, cogieron mal situados a los centrales Mats Hummels y Felix Götze e hicieron posible los goles de Eder que sentenciaron el partido.

Lo mejor que mostró James mientras estuvo en el campo fue una falta cobrada en el minuto 35 que obligó al meta del Inter a despejar el balón de un manotazo algo aparatoso.

De resto a lo largo de la primera parte el juego del Bayern tuvo poca fluidez. James estuvo en una posición ideal, como media punta, pero no asumió el mando en las acciones del Bayern. Ante todo después de que Franck Ribery tuviese que dejar el campo por un golpe en el tobillo, cuando el juego bávaro perdió profundidad.

En la segunda parte James salió para darle entrada a Thomas Müller con quien hubo algo más de dinamismo en la parte de adelante aunque sin que se llegaran a producir situaciones de gol claras.

El equipo alamán completó cuatro partidos de pretemporada en la gira asiática: empate 1-1- con Arsenal de Inglaterra, y derrota en los cobros desde el punto penalti (3-2). Una derrota 4-0 con Milan de Italia, triunfo 3-2 sobre el Chelsea inglés y el nuevo revés este jueves con Inter.

Quizás te pueda interesar:  Intoxicación masiva en centro vacacional de Chinauta

Fuente: El Tiempo.