No se sabe con exactitud cuántos venezolanos se encuentran en el Valle del Cauca, se estima que entre 3.000 y 4.000, y la mayoría ingresó de forma irregular.

Esa llegada masiva de venezolanos al departamento, y en especial a Cali, tiene en alerta a las autoridades, al detectarse redes de falsificadores de documentos, trata de personas y explotación sexual.

Desde la secretaría de Seguridad del Valle y Migración Colombia se anunciaron acciones para frenar la llegada irregular de venezolanos.

“La migración irregular, lamentablemente, está siendo aprovechada por organizaciones delincuenciales transnacionales para explotar ciudadanos venezolanos, pues se han presentado casos de venta de apostillas venezolanas falsas, cédulas fraudulentas y documentación para obtener la nacionalidad colombiana, las cuales son dudosas”, dijo el director regional de Migración Colombia, Darío Fernando Daza.

Lo que se ha podido determinar es que estos venezolanos se han dedicado a las labores del agro, la construcción, ventas informales y hasta la prostitución.

“Se requiere implementar medidas de seguridad para evitar que lleguen bandas o redes delincuenciales de trata de personas o prostitución. Lo que buscamos es normalizar o regularizar su estancia en nuestras ciudades para orientarlos y así prevenir que caigan en estas redes”, dijo la secretaria de Gobierno del Valle, Noralba García.

Se realizará un diagnóstico real de la situación de los venezolanos en el Valle con el fin de crear una política pública para la migración irregular de extranjeros en el departamento.

La jornada del plebiscito, promovido por la oposición del vecino país para rechazar la Constituyente del 30 de julio del presidente Nicolás Maduro, realizada el pasado 16 de julio, también servirá para saber quiénes son las personas que han llegado a esta región.

Quizás te pueda interesar:  El Grupo C se puso “sabroso”

Fuente: El tiempo