La prudencia ha sido una de las características que ha tenido Juan Manuel Santos durante sus siete años de gobierno, pero en la alborada de sus últimos doce meses en la Casa de Nariño, el presidente de la República pareciera mostrar que quiere hablar fuerte, directo y hasta generar polémica.

Pese a que se abstiene de dar nombres y fijar posturas frente a las candidaturas para 2018, sí se atreve a decir que el aspirante que le apueste a la paz deberá garantizar una coalición fuerte que le permita seguir defendiendo lo logrado en La Habana.

Sentado en uno de los sillones del despacho presidencial que el próximo año abandonará, responde con mordacidad a las burlas que hace de él su colega de Venezuela, Nicolás Maduro. Aunque sí se toma con mucha seriedad la lamentable situación por la que pasa la nación vecina.

El mandatario es contundente en asegurar que la relación con los Estados Unidos no se afectará por el tema de los cultivos ilícitos, como lo advirtió el exembajador William Brownfield, y no duda en decir que esa manifestación se debe a la coyuntura política interna en ese país.

Sobre estos y otros temas habló el mandatario de los colombianos.

Colombia

¿Cuál es su mayor preocupación frente a lo que le resta de Gobierno?

Lo que me ocupa todos los días, cada minuto, es seguir avanzando para mejorar la calidad de vida de los colombianos. Voy a trabajar sin descanso para seguir mejorando el acceso y la calidad de la educación. Vamos a acelerar la construcción de autopistas, carreteras, puertos, aeropuertos, que nos abran oportunidades, en particular en el campo. Seguir apoyando a los colombianos para que tengan casa propia, servicios básicos. También vamos a trabajar para mejorar la economía y el empleo. Sé que ese es motivo de preocupación de muchos colombianos. Hemos tenido un primer semestre difícil, pero las bases están bien y el segundo semestre será mucho mejor. Y, por supuesto, avanzar en la construcción de la paz y la reconciliación. Finalmente, me preocupa la situación en Venezuela.

¿Y cuál frente a quien se convierta en su sucesor?

Espero, confío, en que mi sucesor siga construyendo sobre lo construido. Que conserve la prioridad que tiene la educación. Que siga avanzando en la reconciliación y la paz. Que siga mejorando y modernizando la infraestructura. Que sea audaz en lo social para seguir reduciendo la pobreza. Y que mire hacia delante más que para atrás.

Quizás te pueda interesar:  Colombia, por un cierre digno en Copa América

La mayoría de los partidos que le han acompañado hablan de una coalición para las próximas elecciones y defender el legado de la paz. ¿Juan Manuel Santos acompañará esa coalición y la impulsará?

No puedo intervenir en política, pero sin duda quien llegue a la Presidencia necesita una coalición que siga construyendo la paz.

¿Le preocupa que a esta altura no haya un candidato claro que enarbole las banderas de la paz y, claro, que cale entre la gente?

Cualquier candidato debe seguir avanzando en la construcción de la paz y tener propuestas claras sobre los demás temas. La campaña no ha arrancado y entre más se demore ese arranque, mejor.

Humberto de la Calle ha criticado el silencio de Germán Vargas Lleras frente a la paz. ¿Usted qué opina de la posición del exvicepresidente?

No voy a entrar a terciar en controversias entre candidatos ni voy a responder a ninguno de sus ataques.

¿Ha pensado en hacer las paces con Álvaro Uribe antes de que termine su Gobierno? ¿Cree que sí se dará la reconciliación?

Nada me gustaría más. Por mi lado estoy más que dispuesto. Bajarle la temperatura a las divisiones y a las peleas le convendría enormemente al país.

Paz y cultivos ilícitos

¿Serán suficientes los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial contemplados en el acuerdo de paz, para garantizar el cumplimiento de los compromisos regionales?

 Estos planes con enfoque territorial tienen una hoja de ruta muy clara que hemos venido elaborando desde hace tiempo, la participación de las comunidades, luego la instancia municipal y luego la ejecución, todo está muy bien planeado para que tengan el mayor efecto posible desde el año entrante.

¿Definitivamente será posible alcanzar un acuerdo con el Eln?

Seguimos en la mesa y trabajamos para alcanzarlo.

¿Es suficiente el plan que se tiene para controlar el incremento de los cultivos ilícitos?

Es un plan concreto, realista y es la primera vez que tenemos la oportunidad de tener una solución estructural y sostenible. Vamos a poder sustituir, garantizando ingresos y oportunidades a los campesinos, 50.000 hectáreas y vamos a erradicar otras 50.000. Ya hemos erradicado 23.000.

¿Están en peligro las relaciones con Estados Unidos por el crecimiento de los cultivos ilícitos, como lo dijo el exembajador Willian Brownfield?

El Gobierno norteamericano tiene plena conciencia y está totalmente satisfecho con el plan que tenemos, que por primera vez nos va a permitir encontrar una solución estructural y de largo plazo a los cultivos de coca en Colombia. Estados Unidos sabe que es corresponsable por este problema, ellos están participando en el monitoreo del avance de esta nueva estrategia, de manera que las palabras de nuestro querido exembajador Brownfield tienen que ver mucho con el ambiente político interno de los Estados Unidos.

Pero, ese ambiente interno y las posiciones variables del presidente Donald Trump, ¿podrían llegar a afectar más adelante las relaciones entre ambos países?

Fíjese que las señales que llegan de los Estados Unidos son totalmente lo contrario. El vicepresidente Pence a la primera persona que llamó fue a este servidor. La primera visita que hace a América Latina será a Colombia y lo hace como una muestra de acercamiento, de amistad, de buenas relaciones que tenemos entre Colombia y los Estados Unidos, y el interés que tienen los dos gobiernos es mantener esa relación en el mejor estado posible.

Venezuela

Con el paso de los días la  situación en Venezuela se complica y el Gobierno colombiano ha endurecido su posición. ¿Hasta dónde llegará el rechazo frente a lo que sucede en el vecino país?

Nuestra posición es de principios. Nuestro endurecimiento responde al deterioro y ruptura de la institucionalidad democrática. Pero siempre haremos votos para que, por una vía pacífica y ojalá negociada, se restablezcan plenamente los derechos humanos y democráticos de los venezolanos.

¿Ha sentido alguna vez ganas de contestarle los insultos a Nicolás Maduro y más cuandohace mofa de usted?

 Los griegos antiguos recomendaban repetir el abecedario antes de responder a ataques insólitos. He seguido ese consejo. Lo que dice Pedro de Juan dice más de Pedro que de Juan, reza el adagio popular (risas). ‘John Mani Santos’ oye los ataques como quien oye llover.

Odebrcht

¿Qué espera de la Fiscalía y de la justicia frente al escándalo de Odebrecht y sobre la investigación a su campaña de 2014?

Le doy la bienvenida a eso que he estado solicitando desde el principio, que se llegue al fondo del asunto de Odebrecht, pero hay que separarlo. Una cosa son las campañas, ahí hay que llegar al fondo y que se aclare todo. El otro lado de Odebrecht son las coimas, los sobornos, donde afortunadamente, con excepción de un funcionario de segundo nivel en la ANI, no hay funcionarios involucrados según la propia Fiscalía. Pero mi interés es que en ambos casos se llegue al fondo del asunto para que todo el mundo quede tranquilo.

¿Cómo cree que cerrará el año la economía colombiana?

A pesar de que tuvimos un muy regular primer semestre, y un choque externo como nunca antes desde la depresión de los años 30, seguimos generando empleo y la mayoría formal. Sin duda, el segundo semestre será mejor. En eso coinciden los analistas y los gremios. Y la tendencia para el 2018 es aún mejor.

laopinion.com.co