Britney Spears se llevó un gran susto el pasado miércoles, durante un concierto en Las Vegas, cuando un hombre subió al escenario en el momento en que el espectáculo de la diva del pop, ‘Piece of me’, estaba a punto de finalizar, según informa TMZ. El hombre trató de llegar a la estrella del rock con intenciones poco claras, pero el equipo de seguridad y algunos bailarines de la estrella se lo impidieron violentamente.

Fan rushes stage tonight #britneyspears @britneyspears

A post shared by Britney Spears: Piece Of Me (@pombritneyperformances) on

En un primer momento de confusión corrió la noticia de que el hombre estaba armado porque la cantante, con el micrófono puesto, preguntó si el hombre tenía un arma de fuego y el público lo entendió como una afirmación. Después de que tres guardias personales de la estrella lo redujeran, la policía pudo comprobar que no tenía ningún arma de fuego.

Inmediatamente después del incidente, Spears reanudó su canción ‘Till the world ends’. El hombre, de quien ha trascedido que se llama Jess Webb y tiene 37 años, pasó a disposición de la policía que no le encontró armas de fuego. Poco antes del suceso, Webb se había puesto a bailar desordenamente entre el público, armando tal revuelo que el equipo de seguridad le pidió que saliera y él decidió hacerlo a través del escenario, con la consiguiendo sorpresa, que felizmente ha quedado como tal.

elperiodico.com

Quizás te pueda interesar:  Análisis AFP: ¿Puede haber elecciones en Venezuela sin oposición?