Mikel Landa, tercero en el Giro 2015 y cuarto en el Tour 2017, ya es corredor del Movistar tras firmar un contrato por dos temporadas con la única escuadra española del World Tour.

Landa (Murgia, Álava, 27 años), lidera el presente y futuro del ciclismo español y tras el Tour de Francia, donde puso en duda los galones de Chris Froome como líder del Sky.

“Para nosotros es una gran noticia. Por edad y por lo que está demostrando, es el corredor llamado a liderar ó el ciclismo español durante los próximos años”, señaló Eusebio Unzué, mánager general de Movistar.

Reciente vencedor de la Vuelta a Burgos y ganador de etapa en el pasado Giro de Italia, así como de la clasificación de la Montaña, Landa se quedó hace tres semanas a un solo segundo de pisar el cajón final del Tour de Francia, superado por el francés Romain Bardet.

Se le escapó en París su segundo podio en una grande tras el tercer puesto logrado en el Giro de 2015, donde se impuso en dos etapas de montaña en un año en el que también consiguió un triunfo parcial en la Vuelta a España.

El alavés ha ganado también etapas en el Giro del Trentino, la Vuelta al País Vasco, ambas, por partida doble, y en la Vuelta a Burgos en tres ocasiones.

Landa debutó en el profesionalismo en 2010 en las filas del Orbea continental antes de dar el salto al World Tour al año siguiente con Euskaltel-Euskadi, donde militó hasta 2013, para pasar después por Astana (14-15) y Sky (16-17).

Quizás te pueda interesar:  L'Equipe ridiculiza a Cristiano Ronaldo con una caricatura

“Nunca volveré a estar en un equipo como segundo”, dijo Landa durante el Tour de Francia, donde demostró en algunas etapas un estado de forma superior al de su jefe de filas, Chris Froome.

Aunque la idea mostrada por Landa es la de ser líder del equipo en el que corra, ahora en Movistar compartirá filas, al menos de momento, con el colombiano Nairo Quintana, de quien se duda de su continuidad tras haber fracasado en el reto de lograr el Giro y Tour de 2017.

“Nairo tiene contrato y seguirá con nosotros hasta 2019”, señaló Unzue durante el Tour, pero los rumores desde Italia son insistentes sobre la posibilidad de que el boyacense recale en el Astana.

La llegada de Landa al Movistar refuerza al equipo telefónico, ahora con Alejandro Valverde, de 37 años, recuperándose de una grave lesión de rodilla y con el futuro de Quintana en discusión.

Con un equipo plagado de juventud, liderado por Marc Soler y Rubén Fernández, el Movistar afronta la Vuelta dispuesto a demostrar que éstos corredores son los elegidos para revitalizar a un ciclismo español que palidece, más aún con el anuncio de la retirada de Alberto Contador a final de temporada.

Landa, escalador de postín, vivió momentos comprometidos en el Giro 2015, cuando fue frenado por su equipo en beneficio del líder del equipo, el italiano Fabio Aru. En el pasado Tour se repitió un episodio similar en el Sky con Chris Froome, si bien el alavés reconoció que “el objetivo era ganar el Tour” con el británico, vencedor final en París por cuarta vez.

Quizás te pueda interesar:  Libertad de Bedoya costaría un millón de dólares

En adelante, Landa tendrá galones para dar rienda suelta a su verdadero potencial, lo que no pudo hacer en el pasado Giro al sufrir una dura caída en la novena etapa, al estrellarse contra una moto. Se trata del presente de un ciclismo español que espera alguna hazaña como agua de mayo.