La ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, atribuyó a una mala interpretación de la ley 1857, recién aprobada por el Senado, la versión que indica que los colombianos tendrían dos días más de vacaciones al año.

“Ha habido una mala interpretación de la ley. Esta es una ley que tiene un propósito y es buscar que tanto el Estado, como las empresas le den más importante a la familia como núcleo de la sociedad”, dijo.

En ese sentido, la ministra agregó que se trata de una invitación a los empresarios del país para flexibilizar los tiempos laborales de sus empleados.

Sobre la jornada semestral de la que habla la ley, en la que los empleados puedan compartir con sus familias, Restrepo manifestó que se trata de actividades de integración que deben realizarse en la empresa y que por lo tanto no se trata de dos días de vacaciones.

“Lo que convoca la ley es una invitación es a que los empleadores hagan actividades en las cuales participan empleados y las familias. No es un día aislado de la empresa. Tiene que ser orientada y organizada por la empresa”, dijo.

El artículo de la ley, que generó la confusión es el siguiente: “Los empleadores deberán facilitar, promover y gestionar una jornada semestral en la que sus empleados puedan compartir con su familia en un espacio suministrado por el empleador o en uno gestionado ante la caja de compensación familiar con la que cuentan los empleados. Si el empleador no logra gestionar esta jornada deberá permitir que los trabajadores tengan ese espacio de tiempo con sus familias sin afectar los días de descanso, esto sin perjuicio de acordar el horario laboral complementario”.

Al respecto, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, dijo que es un error obligar a las empresas a este tipo de integraciones.

“¿Quién ha dicho que los legisladores saben cómo integrar a las familias? Eso tiene que ser algo que las empresas decidan libremente”, expresó.

bluradio.com

Quizás te pueda interesar:  El curioso caso del gato rescatista de los Alpes suizos