Un hombre apuñaló a ocho personas el viernes en una ciudad del oeste de Finlandia, matando a dos de ellas antes de ser baleado en la pierna por policías y detenido, informaron las autoridades.

El suceso ocurrió en Turku, a unos 150 kilómetros al oeste de Helsinki. Las fuerzas de seguridad estaban a la caza de otros participantes en el ataque.

El detenido, cuya identidad no fue revelada, fue llevado al principal hospital de la ciudad bajo vigilancia policial. Se intensificaron las medidas de seguridad por todo el país nórdico, dijo en conferencia de prensa la ministra del Interior, Paula Risikko.

La policía no ha dado información sobre las personas fallecidas ni sobre la condición de aquellas que resultaron heridas.

El comandante policial de Finlandia, Seppo Kolehmainen, dijo que es demasiado pronto como para decir que el ataque se debió a un hecho de terrorismo internacional.

“Todavía no sabemos nada sobre la motivación… ni sobre qué exactamente ocurrió en Turku”, dijo Kolehmainen.

No se sabía si el ataque estuvo de alguna manera vinculado a la decisión tomada en junio por la agencia de seguridad finlandesa de elevar su nivel de alerta antiterrorista, al segundo de cuatro niveles.

El Servicio de Inteligencia de Finlandia dijo que “la incrementada presencia del país en la propaganda islamista radical” fue lo que le hizo elevar el estado de alerta. Explicó que ahora el país nórdico es parte de la coalición internacional contra el grupo Estado Islámico.

El periódico Ilta-Sanomat dijo que un hombre y cinco mujeres resultaron heridos y que otra mujer con un carrito de bebé fue atacada por un hombre que llevaba un cuchillo grande. La emisora finlandesa YLE dijo que se vio a varias personas tendidas en el suelo en el centro de la ciudad.

Quizás te pueda interesar:  FARC confirma que tiene en su poder a subteniente Moscoso Rivera

Laura Laine, una testigo, dijo a YLE que estaba a unos 20 metros de donde ocurrió el ataque. “Oímos a una mujer gritando, y un hombre en la plaza esgrimía un cuchillo, lo alzaba al aire. Alguien dijo que el hombre había apuñalado a alguien”, dijo Laine.

El gobierno finlandés está siguiendo de cerca el desarrollo de la investigación, dijo el primer ministro Juha Sipila.

Vanessa Deggins, una estadounidense que está estudiando administración de empresas en una universidad de Finlandia, dijo que “la policía nos dijo que no vayamos al centro de la ciudad, así que estoy en un café a unas pocas cuadras”.

Ella no vio el suceso, pero escuchó las sirenas de la policía. “Este es un país bastante seguro según los estándares norteamericanos”, dijo Deggins a la AP. “Yo he estado caminando sola a eso de las 2 o 3 de la mañana, y me siento segura”.

http://www.elnuevoherald.com