Por estos días ha estado en boca de todos el tema del acoso sexual del que son víctimas varios estudiantes en el contexto universitario. De acuerdo con una encuesta realizada en 2016 por la Universidad Nacional se evidenció que el 54 % de las 1.602 estudiantes encuestadas ha sido víctima de algún tipo de violencia sexual en el campus o en alguna actividad relacionada con la universidad.

De esa cifra, solo 60 mujeres, el 3,7% de la muestra, admitió haber denunciado el caso de acoso, abuso o violación.

Según el documento, 22 dijeron haber sido obligadas a tener relaciones sexuales por la fuerza, tres de ellas en más de dos ocasiones. Al mismo tiempo, 116 respondieron que habían sido besadas, acariciadas, tocadas u obligadas a mantener relaciones sexuales mientras estaban en estado de alicoramiento o inconscientes. De estas, 86 dijeron haber pasado por esta situación una única vez y 30, más de dos veces.

La forma más repetida de acoso fueron los piropos en el campus universitario. 862 estudiantes afirmaron haberlos recibido una o más veces. Le siguen los abrazos y las caricias sin consentimiento (lo reportaron 628 mujeres de la muestra), regalos incómodos (377), mensajes inapropiados con contenido sexual (295), llamadas sexuales indeseadas (234).

Por otro lado, el salón de clases fue el lugar donde se reportaron más casos de violencia sexual, seguido por los sitios de fiestas o las salidas recreativas con compañeros, la plaza del Che y las zonas en obra. “Esto muestra que el acoso sexual y/o actos sexuales no consentidos no están precisamente relacionado con lugares oscuros o aparentemente peligrosos, las mujeres suelen ser violentadas en lugares donde hay una percepción generalizada de seguridad”, señala el estudio.

Quizás te pueda interesar:  Aprobado el juicio político contra Dilma Rousseff

A pesar de que parte de esta información fue publicada en enero de este año, salió a la luz pública gracias a una investigación reciente del portal Vice sobre los estudios que se han realizado en las universidades del país y en donde se evidencia la magnitud de este fenómeno. En los últimos 9 años ha habido 10.830 denuncias por el delito de acoso sexual realizada por estudiantes, según le dijo la Fiscalía General de la Nación a ese medio.

Los estudios realizados en todo el país arrojan la misma conclusión: la violencia sexual es un problema grave en las universidades del país al que hay que prestarle especial atención.

Por esta razón, la Universidad Nacional adelantó este estudio, titulado “Rompiendo el silencio: análisis de encuesta sobre violencia sexula a estudiantes mujeres”, con el fin de visibilizar este fenómeno.

“En la Universidad Nacional de Colombia, como en la mayoría de universidades colombianas, la violencia sexual por mucho tiempo ha pasado desapercibida o quienes la padecen guardan silencio por temor a ser re victimizadas”, dice el documento.

“Todas las universidades están relacionadas con la violencia sexual y lo que se hizo desde la sede en Bogotá fue tener un estudio que nos permitiera conocer la percepción en nuestros campus” dijeron fuentes de Bienestar Universitario de la Universidad Nacional según el diario El Espectador.