La Corte Suprema de Kenia anuló el viernes la reelección del presidente del país, Uhuru Kenyatta, citando irregularidades en los comicios celebrados el mes pasado. El tribunal convocó una nueva cita con las urnas en el plazo de 60 días, una decisión que sorprendió en un país que ya se preparaba para nuevas protestas de la oposición.

Esta es la primera vez en la historia que se anula el resultado de una elección presidencial en el centro económico del África Oriental. Partidarios de la oposición bailaban en las calles, sorprendidos por el revés a Kenyatta, hijo de primer presidente del país, en la larga rivalidad entre las principales familias políticas de la nación.

“Es un día muy histórico para el pueblo de Kenia y por extensión para la gente en África”, dijo el rival de Kenyatta, Raila Odinga, que impugnó el resultado de la votación celebrada a principios de agosto. “Por primera vez en la historia de la democratización africana, un tribunal dictó una sentencia para anular la elección irregular de un presidente. Este es un fallo que sienta precedentes”.

El tribunal de seis jueves aprobó por 4-2 la petición de Odinga. El opositor denunció en su día que los resultados de la votación electrónica habían sido hackeados y manipulados en favor de Kenyatta, que obtuvo la reelección para un segundo mandato con el 54% de los votos.

“Se declara que la elección presidencial celebrada el 8 de agosto no se llevó a cabo de acuerdo a la Constitución y a la ley vigente, lo que se traduce en un resultado inválido, nulo y sin efecto”, dijo el presidente del tribunal, David Maraga.

Quizás te pueda interesar:  Arte Francés se toma Antioquia

La corte no culpó a Kenyatta ni a su partido por lo ocurrido. La comisión electoral “cometió ilegalidades e irregularidades (…) en la transmisión de los resultados”, circunstancia que se explicará en detalle en el fallo que los magistrados publicarán en 21 días, señaló.