El sujeto y su acompañante, quienes al final fueron sancionados con el nuevo el Código Nacional de Policía y Convivencia Ciudadana, descargaron su ira, luego de notar que no podían evadir un requerimiento de control.

La motocicleta de placa GAA-14D, en la que se transportaban, sería inmovilizada porque no portaban licencia de conducción, tampoco presentaron el certificado de la revisión técnico – mecánica ni el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat); es decir, no tenían ningún documento para estar rodando por las calles y la norma es clara al decir que esto conlleva a que se impongan las sanciones correspondientes y a que el vehículo sea trasladado hasta los ‘patios’.

Según se pudo establecer, el bochornoso espectáculo se desató en un parqueadero de la carrera 36 entre calles 46 y 48, del sector de Cabecera, en Bucaramanga, a donde los dos jóvenes habrían ingresado para ‘burlarse’ de las autoridades policiales y de tránsito. Opusieron resistencia y se tornaron violentos.

Dentro del parqueadero, mientras uno de los sujetos se aferraba a la moto para que no se la llevaran, el otro con un cuchillo de cocina que tenía en la pretina del pantalón se abalanzaba contra el agente de tránsito y un patrullero.

Desde la DTB confirmaron que la moto permanece en el parqueadero de la entidad y lamentaron que situaciones de este tipo se estén presentando en la ciudad.

vanguardia.com

Quizás te pueda interesar:  Santa Fe, por penales, se lleva "la otra mitad de la gloria"