La canción de Taylor Swift que le arrebató a “Despacito” récord histórico

0
47

La cantante estadounidense Taylor Swift arrebató a Luis Fonsi y su tema “Despacito” el récord histórico de permanecer durante 17 semanas consecutivas al frente de la lista de popularidad Hot 100, informó hoy la revista Billboard.

El nuevo single de Swift, “Look What You Made Me Do”, con el que debutó en la lista Billboard en el puesto 77 la pasada semana, consiguió el primer puesto en reproducciones semanales (84,4 millones en EE.UU.) y ventas (353.000 en una semana), y destronó así a la canción de Luis Fonsi, en la que colaboran Daddy Yankee y el canadiense Justin Bieber.

“Despacito”, con 69,6 millones de reproducciones en los últimos siete días, igualó la pasada semana a “One Sweet Day”, de Mariah Carey y Boyz II Men, como el tema más popular en Estados Unidos durante 16 semanas seguidas.

La indudable canción del verano a nivel mundial y el tema que triunfó entre 1995 y 1996 son los dos únicos que se mantuvieron como el tema más popular en EE.UU. durante 16 semanas seguidas, hecho que nadie había logrado en la lista de la llamada “biblia de la música” en los 59 años de publicación.

Por ello, será difícil que “Despacito” pierda pronto este hito histórico, que se suma al logrado hace tres semanas cuando superó el récord sentado en 1996 por el dúo español Los Del Río, que durante 14 semanas consecutivas se mantuvo en el tope de la lista Hot 100 con “La Macarena”.

taylor-swift-gq-115-04

Con su desempeño esta semana, Taylor Swift logró además romper el récord femenino de mayor número de reproducciones semanales de una canción.

Este sencillo es el primero del nuevo álbum de la estadounidense, “Reputation”, que se publicará el próximo 10 de noviembre, y su quinto número uno en la lista Hot 100, después de “Never”, “Shake It Off”, “Blank Space” y “Bad Blood”.

Quizás te pueda interesar:  A Luis Fonsi lo miraban feo por ser latino

Este disco supone el regreso de Taylor Swift, quien desde 2014, con su exitoso disco “1989”, con el que ganó el Grammy al mejor álbum del año, no había vuelto a meterse en un estudio.

vanguardia.com