Bajo un denso manto de hielo, en las profundidades del continente antártico, podría haber plantas y animales viviendo el clima cálido de las cuevas subterráneas.

Esto es lo que propone un equipo internacional de científicos que investigaron un extenso sistema de cuevas subterráneas alrededor del Monte Erebus, el segundo volcán activo de Antártica, en la isla de Ross.

Las muestras de suelo recogidas en las cuevas revelaron rastros de ADN de algas, musgos y pequeños animales.

Según explicó Ceridwen Fraser, investigadora de la Universidad Nacional de Australia (ANU), en Canberra, y coautora del estudio, la mayoría de las muestras se parecen a la de plantas y animales del resto de Antártica.

Sin embargo, algunas secuencias no pudieron ser identificadas, con lo cual una investigación más completa podría revelar especies que aún no han sido descubiertas.

Ambiente cálido

“Dentro de las cuevas puede estar muy cálido (hasta 25º en algunas cuevas). Puedes estar en camiseta y sentirte cómodo”, afirmó Fraser.

“Cerca de la entrada hay luz y en algunas cuevas la luz se filtra a más profundidad cuando la capa de hielo es delgada”.

Monte ErebusDerechos de autor de la imagenNASA/GSFC/METI/ERSDAC/JAROS, Y U.S./JAPAN ASTER
Image captionEn las cuevas bajo el hielo cerca del volcán las temperaturas pueden alcanzar los 25º.

Según la investigadora, las muestras son evidencia de que potencialmente hay plantas y animales vivos en las cuevas.

“Pero no los hemos visto y por lo tanto no podemos estar seguros”, le dijo la investigadora a medios australianos.

Todo indica “que puede haber comunidades enteras de plantas y animales que no conocemos viviendo bajo el hielo”, añadió.

Quizás te pueda interesar:  "Tenemos que ser precisos y seguros": Martino

En busca de los animales

Craig Cary, investigador de la Universidad de Waikato en Nueva Zelanda y coautor del estudio, señaló que investigaciones previas habían descubierto una serie de bacterias y hongos en los volcanes antárticos.

“Los hallazgos de este nuevo estudio indican que puede haber plantas y animales más complejos también”.

AntárticaDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLa mayoría de los restos de ADN pertenecen a especies de animales de la Antártica, pero otros no pudieron ser identificados.

Los investigadores deberán ahora confirmar si están o no en las cuevas.

“Los próximos pasos consistirán en mirar en más detalle las cuevas y buscar organismos vivos. Si existen, abren la puerta a un mundo nuevo y emocionante”, afirmó Laurie Connell, coautora del estudio de la Universidad de Maine.El continente blanco contienen varios volcanes, agregan los investigadores. Esto significa que los sistemas de cuevas subglaciales podrían ser más comunes de lo pensado.