La leyenda de Hollywood Olivia de Havilland tiene 101 años pero mantiene toda su fuerza, y a finales de noviembre tendrá derecho a un juicio contra la cadena FX por su serie “Feud”, nominada a 18 premios Emmy.

La actriz denuncia la forma en la que ella está representada y dice no haber dado consentimiento ni recibido remuneración alguna por la utilización de su nombre y de su identidad.

El juicio se celebrará a partir del 27 de noviembre en el tribunal superior de Los Angeles después de que la jueza Holly Kendig aceptara el pedido de los abogados de la famosa actriz de los años 30 a 50 de hacer un proceso acelerado.

“No puedo imaginar cómo no acceder a esta demanda cuando la demandante tiene 101 años”, comentó la jueza, rechazando la petición del campo contrario, que desea esperar a enero para tener más tiempo para prepararse.

Los abogados de FX depositaron, no obstante, una moción rechazando la demanda argumentando el derecho a la libre expresión, argumentos que serán escuchados en una audiencia el 29 de septiembre.

Suzelle Smith, abogada de la actriz, aseguró tras la audiencia de este miércoles que su clienta, intérprete inolvidable de Melania en “Lo que el viento se llevó”, estaba “muy implicada en el litigio (…), móvil y en alerta” y que podría comparecer en el tribunal.

La aclamada serie de FX cuenta la célebre rivalidad entre la hermana pequeña de Olivia, Joan Fontaine (interpretada por Jessica Lange), otro icono de la edad de oro de Hollywood, y otro monstruo sagrado del cine: Bette Davis (interpretada por Susan Sarandon).

Quizás te pueda interesar:  Lilian Tintori: ''El diálogo de alguna manera hizo que congeláramos nuestra lucha''

Olivia de Havilland (interpretada en la serie por Catherine Zeta-Jones) y Joan Fontaine, conocidas como “las hermanas enemigas del cine”, tuvieron durante toda su vida – hasta la muerte de Joan en 2013 – relaciones tumultuosas que también aparecen en “Feud”.

Ganadora de dos Óscar como mejor actriz en 1946 y 1949, Olivia de Havilland “se ha construido una reputación profesional de integridad, honestidad, generosidad, sacrificio y dignidad”, según argumenta su demanda, presentada a finales de junio.