Sin “Juego de tronos” y con muchos aclamados programas entrando a la competencia, es difícil predecir cómo terminará la carrera por el Emmy que se disputa este domingo.

La serie de fantasía épica de HBO, sobre familias nobles peleando por el control del trono de Hierro, alcanzó un récord de 12 premios el año pasado, pero no compite en la 69º edición de los premios que entrega la Academia de la Televisión porque comenzó su séptima temporada muy tarde para ser considerada.

Eso deja el campo abierto para muchas aclamadas series debutantes, incluidos el show de ciencia ficción “Westworld”, también de HBO; la historia distópica de “The Handmaid’s Tale” de Hulu; y la serie de terror y con estética de los 80 “Stranger Things” de Netflix.

“Lo que creo que va a pasar es que los premios se distribuirán entre todos, creo que todo el mundo saldrá contento”, dijo a la AFP la editora ejecutiva para televisión de la revista Variety, Debra Birnbaum.

La majestuosa ceremonia arranca a las 17h00 locales (00h00 GMT del lunes) en el teatro Microsoft de Los Ángeles, y con el comediante Stephen Colbert como anfitrión está garantizado un buen toque político: es la primera premiación durante el gobierno del presidente Donald Trump.

El longevo programa de NBC “Saturday Night Live” (SNL) recibió 22 nominaciones -la mayor cantidad al lado de “Westworld- después de una continua parodia del nuevo mandatario, encarnado por Alec Baldwin.

Los premios son entregados en dos fines de semana. El pasado se entregaron los premios creativos de los Emmy, en los que se reconoce principalmente al personal tras cámara de la televisión.

Quizás te pueda interesar:  Dos años de la tragedia de Space en Medellín

Y este domingo está reservado para las categorías principales.

SNL se llevó a casa cinco de los premios creativos, incluidos el de actor y actriz invitados en una serie de comedia para Dave Chapelle y Melissa McCarthy respectivamente.

McCarthy fue aclamada por su interpretación del incendiario exsecretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, quien renunció en julio.

Spicer dijo esta semana que su imitación era ”algo chistosa“ y bromeó diciendo que le había ”costado mucho dinero en terapia“.

El show buscará otras cinco estatuillas el domingo con la nominación de Baldwin y de Kate McKinnon, que aspira a repetir el premio de actriz de reparto en el género.

”Feud: Bette and Joan“, la serie de FX sobre la rivalidad entre Joan Crawford y Bette Davis, está al frente con 10 nominaciones para el show del domingo.

HBO se llevó este año 111 nominacinoes, incluida la de su comedia política ”Veep“, con Julia Louis-Dreyfus también nominada por su papel como la desesperada presidenta Selina Meyer.

Netflix sumó 91 nominaciones y la tradicional cadena NBC, 64.

En la categoría de mejor drama -que ”Juego de tronos“ se llevó en 2015 y 2016- compiten cinco debutantes: ”Westworld“ y ”The Handmaid’s Tale“, además del drama familiar ”This Is Us“ y ”Stranger Things“ y ”The Crown“ de Netflix.

La serie sobre el ascenso al trono de la reina Isabel II ganó dos Globos de Oro, aunque ”Stranger Things“, que tiene cinco Emmys creativos, emergió como favorita en la última semana.

Igual la competencia está dura con las re-nominadas ”Better Call Saul“ (AMC) y ”House of Cards“ (Netflix).

Quizás te pueda interesar:  Restos encontrados son los de 'Megateo': Mindefensa

”Estamos en territorio desconocido en cuanto a los Emmys, así que pienso que es imposible predecir cómo esta carrera terminará“, indicó el experto en premios Phillip Hammond en una mesa redonda.

Para Birnbaum hay tal vez dos apuestas seguras: Elisabeth Moss por ”The Handmaid’s Tale“ y Louis-Dreyfus, que sumaría seis estatuillas por el mismo papel.