La tenista de más alto rango de Suecia y que está ubicada en la posición 80° del ranking mundial, Johanna Larsson, sorprendió a todos sus seguidores luego de que revelara su secreto mejor guardado: su homosexualidad.

“Soy lesbiana y no lo dije antes por miedo a perder patrocinadores. Mi vida ha sido una horrible mentira. Mi carrera dependía de otras personas y no me atrevía a mostrarme tal y como soy”, aseguró la deportista de 29 años, según publicó el medio Expressen.

La tenista confesó que se dio cuenta de su homosexualidad bastante tarde, ya que se enfocó en el tenis y, además, tenía miedo a cómo reaccionaría su familia.

“Mantuve mi primera relación en secreto durante dos años, hasta que se hizo insostenible (…) fue horrible (…) Recuerdo que mi madre me preguntó directamente si había conocido a una mujer y se lo negué”, relató.

Sin embargo, una vez que Larsson confesó su secreto, su familia la acogió con cariño. “La reacción de mi madre fue increíble. Ella me dijo ‘te amo de cualquier forma”, señaló la tenista, quien agregó que actualmente vive con Amanda, su novia.

Larsson no es la primera tenista que confiesa públicamente su homosexualidad. En 1981, la estadounidense Billie Jean King se vio obligada a hacerlo luego de que fuera denunciada por una expareja. Unos años después y tras conseguir la nacionalidad estadounidense, la checa Martina Navratilova siguió sus pasos.

La última fue la francesa Amelie Mauresmo, quien lanzó la noticia en 1999 durante una rueda de prensa en el Abierto de Australia.

Quizás te pueda interesar:  Dominicana derrota a Colombia en choque atestado de dramas y controversias