El movimiento telúrico que se registró el pasado sábado a las 8:45 p.m., el epicentro fue la cabecera municipal de La Esperanza, a una hora de Bucaramanga con una magnitud de 5,7 en la Escala de Richter, ocasionó afectaciones en casas del área rural de los municipios de El Playón y Rionegro.

De acuerdo con Ramón Andrés Ramírez, director de Gestión del Riesgo de Santander, se realiza un censo por funcionarios dela Gobernación y unidades de los organismos de socorro. Preliminarmente se estima en 150 las viviendas con grietas de diferentes magnitudes.

Además tienen afectaciones cuatro escuelas en El Playón y una en Rionegro. Además del centro de salud de El Playón.

Ramírez agregó que se tiene previsto un plan de contingencia para que los estudiantes reciban clases. Como primera medida se buscará una vivienda o escuela para trasladar a los alumnos, y las escuelas que faltan por reubicar, se les suministrará carpas.

Ramón Andrés Ramírez se reunirá con funcionarios de la Unidad de Gestión de Riesgoen Bogotá, para buscar ayuda del Gobierno Nacionalpara la población afectada tras el movimiento telúrico. En Santander no se reportaron personas heridas por este fenómeno.

El Director de Gestión del Riesgo de Santander explicó a Vanguardia.com que en los próximos días se consolidará las cifras con exactitud, “esta semana se espera terminar con el censo, no queremos dejar ninguna zona sin atención”, concluyó.

vanguardia.com

Quizás te pueda interesar:  Sismo de magnitud 3.9 sacude la costa Atlántica del país