Google se prepara para revelar, este miércoles en San Francisco, sus novedades en materia de hardware, un sector en el que hasta ahora se involucró solo tímidamente y en el que ahora parece decidida a ir por un lugar de privilegio.

El eje de la presentación, bautizada como ‘Made by Google’, serán los teléfonos inteligentes de la línea Pixel. El teléfono inteligente que la compañía lanzó el año pasado llega a su segunda versión, en la que el reto para los de Mountain View es mejorar sus canales de distribución y su estrategia de marketing. A pesar de ser considerado uno de los mejores smartphones de 2016, el Pixel representa hoy menos del 0,5 por ciento del mercado celular en el mundo.

La principal fortaleza del Pixel es su cámara, que muchos no dudan en describir como la mejor jamás instalada en un teléfono, pero que hoy enfrenta la dura competencia de fabricantes como Apple, Samsung y Huawei, que han logrado destacarse en ese apartado. Google espera seducir a nuevos usuarios con un dispositivo que se integra fácilmente a un ecosistema en el que ya muchos tienen sus fotos, música, correos, calendario, y más.

De confirmarse los rumores, también será presentado un Pixelbook, un dispositivo dos-en-uno (mitad tableta, mitad computador portátil), que entraría a competir con el Surface de Microsoft y se alejaría de los mucho más baratos Chromebooks.

Finalmente se espera una versión ‘light’ del Google Home, el parlante inteligente de la compañía, y una evolución de las gafas de realidad virtual Daydream. El evento está programado para las 11:00 a.m. (hora de Colombia) en el Jazz Center de San Francisco, Estados Unidos.