Unos 10 minutos de disparos fueron suficientes para que Stephen Paddock llevara a cabo el tiroteo más letal en la historia moderna de Estados Unidos.

Desde su posición en un hotel de Las Vegas, Paddock disparó una descarga de balas a 22.000 espectadores que disfrutaban de un festival de música country. Lo logró gracias a lo que parece ser una planificación meticulosa.

El tirador había entrado en una habitación de hotel con una vista del festival de música, provisto con un arsenal armas allí. Además, instaló cámaras dentro de su suite de hotel y en el pasillo.

La primera ráfaga de disparos fue a las 10:08 p.m., hora local, y no se detuvieron si no hasta las 10:19 p,m,, dijo el subcomisario Kevin McMahill, del condado Clark, este martes. Dijo que el tiroteo duró de nueve a once minutos.

La masacre dejó 58 muertos y más de 500 heridas por disparos de bala.

Nadie sabe por qué Paddock lo hizo.

Pero las autoridades esperan obtener pistas de su novia, Marilou Danley, quien regresó a Estados Unidos este martes por la noche desde Filipinas. Ella está siendo acompañada por el FBI en Los Ángeles, donde la Policía planea interrogarla, dijo una fuente policial a CNN.

masacre-LAS VEGAS

La Policía cree que Paddock actuó solo.

Tenía un arsenal de armas y había modificado 12 de sus armas de fuego para que dispararan más rápido, de acuerdo con el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por su siglas en inglés).

El tirador también tenía cámaras instaladas dentro y fuera de la suite. La Policía no sabe si los dispositivos estaban transmitiendo -el FBI está investigando- pero el sheriff del condado Clark dijo a periodistas que piensa que Paddock podría haberlas usado para vigilar a la gente que se acercara a su habitación. Una cámara estaba dirigida a la mirilla de la puerta de la suite.

Quizás te pueda interesar:  Corea del Norte dice EEUU le declaró guerra y se reserva derecho derribar aviones

La lluvia de disparos se detuvo cuando los guardias de seguridad se acercaron a la habitación del hotel Mandalay Bay de Paddock, dijo McMahill. Paddock se giró hacia la puerta y disparó, hiriendo a un guardia de seguridad que se acercaba.

El guardia de seguridad fue “muy heroico” y proporcionó a la Policía información sobre la ubicación del tirador, dijo McMahill. Cuando los agentes entraron en la habitación del hotel, encontraron a Paddock muerto. Las autoridades creen que se suicidó.

cnnespanol.cnn.com