Los abogados representantes tanto de Avianca como de los 702 pilotos agremiados en la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) continuarán este jueves presentando ante un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá sus argumentos sobre la legalidad o no del paro que adelantan desde hace 16 días.

El miércoles fue el primer cara a cara de los juristas. Tras siete horas de audiencia, el magistrado a cargo del caso aceptó las pruebas de Acdac sobre la supuesta legalidad del paro. Avianca responderá el jueves a esos argumentos y expondrá sus pruebas en contra del cese laboral que adelantan los aviadores y completa 16 días.

El abogado de la aerolínea, Alejandro Castellanos, dijo que las pruebas presentadas por los pilotos “son una maniobra temeraria para dilatar el proceso” y pidió rechazar la solicitud.

En dicha audiencia pública, presidida por el magistrado de la Sala Laboral, Eduardo Carvajalino Contreras, el vocero de Acdac, Carlos Roncancio, dijo que no se puede declarar la ilegalidad de la huelga porque no se está afectando un servicio esencial, ni la vida ni la seguridad de las personas. 

“En ningún caso se ha puesto en riesgo la vida, la salud y la seguridad de las personas, y por virtud de la decisión del comité de libertad sindical, la actividad de los pilotos de líneas aéreas no son y no se deben establecer o encuadrar en el servicio esencial”, precisó.

El abogado de la Acda recalcó, desde su punto de vista, que la huelga de los pilotos es legalmente viable porque no se presta un servicio público esencial.

Agregó que Avianca, desde el pasado 20 de septiembre, ha operado, según han informado los representantes y accionistas de la compañía, al 50 por ciento con el apoyo y alternativas de otras aerolíneas.

Quizás te pueda interesar:  Debate de Caracol-Unisimón: un buen medidor

El jurista señaló que el sindicato crea sus propias reglas y que se cumplieron los requisitos porque se agotó el arreglo directo.

“Es una huelga pacífica y no un servicio público esencial”, insistió.

Asimismo, indicó que para el 15 de septiembre, la organización sindical contaba con 702 aviadores vinculados a Avianca y que integraron la Acdac. El total de empleados es superior a los 1.200 trabajadores.

“El transporte aéreo de Avianca está limitado a una pequeña población civil, razón por la cual no se afecta la vida o la seguridad o la salud de la población. No es un servicio público esencial”, agregó.

 A renglón seguido indicó que “no se logró acuerdo alguno (con las directivas de Avianca) porque los representantes de la compañía pretendieron imponer un pacto colectivo que aplican los aviadores no sindicalizados a los trabajadores afiliados a la Acdac que se benefician como resultado del conflicto colectivo. Se les pretendía imponer unos derechos”, dijo.

La defensa sostuvo que Avianca viene modificando la convención colectiva y que “discrimina a los aviadores sindicalizados. No se les aceptan pliegos de condiciones, y se promueven pactos colectivos”.

Además, advirtió que hay una cláusula en el contrato en la cual se determina que quien se vincule a otra organización pierde los beneficios.

“Hay violación y discriminación de capitanes, cambios de escalafones y no tienen ajustes salariales”, agregó.

Entre tanto, Avianca continuaba aplicando su plan de contingencia para tratar de prestarles su servicio al mayor número de viajeros programados, de cara, además, al partido Colombia y Paraguay de la eliminatoria al Mundial de Rusia que se lleva a cabo esta tarde en Barranquilla.

Quizás te pueda interesar:  Santos entre los más influyentes del mundo de la revista Time

Solo el miércoles, Avianca informó que había cancelado 204 vuelos y operado 154. Esto les permitió transportar 19.411 viajeros; pero 2.056 que no lo pudieron hacer.

En 15 días de paro, la aerolínea ha dejado en tierra 3.753 vuelos y operado unos 3.513, informaron sus directivas.

En cuanto a pasajeros transportados, estos sumaron cerca de 414.000 viajeros, mientras otros 311.648 no pudieron volar en ese periodo.