Con esta iniciativa, la Alcaldía de Bucaramanga busca acompañar a aquellos estudiantes que han vivido el matoneo en sus colegios.

Con la instalación de los botones, la Alcaldía espera mitigar el número de casos de violencia verbal en las instituciones de educación pública.

En caso de que un estudiante se sienta vulnerado, pero no sea capaz de expresarlo ante los directivos, “presiona el botón para recibir ayuda y asistencia”.

bullying

Los casos

La Personería de Bucaramanga comprobó en 2016 que 217 casos de matoneo se han presenciado en los colegios de la capital santandereana: 201 en planteles oficiales y 16 en los privados.

De acuerdo con el personero, Omar Alfonso Ochoa Maldonado, la estadística resulta muy “aterradora” y tiene que ser atendida, tanto por las autoridades como por los familiares y docentes de los alumnos, sobre todo sabiendo los preocupantes antecedentes que ha dejado el matoneo en nuestro municipio.

Las denuncias sobre el matoneo en Bucaramanga no son del todo nuevas. Durante 2014, un año crítico en ese sentido, 191 niños resultaron perjudicados por el bullying. De ellos, 22 tuvieron que ser reubicados en otras instituciones académicas, 140 más fueron atendidos por vías disciplinarias y otros 29 ‘desertaron’ de la formación académica.

vanguardia.com

Quizás te pueda interesar:  Presidentes de Senado y Cámara firmaron Acto Legislativo para la paz