El primer vicepresidente del Parlamento venezolano, el opositor Freddy Guevara, dijo al jefe de Estado, Nicolás Maduro, que no será un “rehén más” de su Gobierno, después de que la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) autorizó al Supremo a abrir un juicio en su contra.

“Señor Nicolás Maduro, lamentablemente para usted le digo que hemos tomado la decisión de no ofrecerle y no regalarle un rehén más que usted pueda usar para su tráfico humano de esperanza. No caeremos más en ese juego y no le daremos más herramientas para que usted atente contra los demócratas”, dijo Guevara en un video difundido este martes.

El pasado viernes, el Tribunal Supremo de Venezuela pidió levantarle la inmunidad parlamentaria a Guevara y declaró que debe ser juzgado por instigación pública y otros delitos, por lo que la Embajada de Chile lo acogió al temer por su seguridad.

Anoche, la Constituyente decidió “autorizar la continuación del enjuiciamiento” de
Guevara.
 El acuerdo fue aprobado en una sesión de urgencia convocada por Delcy Rodríguez, presidenta del organismo que rige en el país como un suprapoder desde agosto. “íLlegó la hora de la justicia!”, clamó Rodríguez.

Los presuntos delitos se habrían cometido durante protestas contra el presidente Maduro que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio. “Me acusan de delitos que no he cometido, pero motivados por unos hechos que sí reconozco. Yo sí llamé a la protesta, llamé a la calle y creo en la desobediencia civil”, expresó Guevara en el video difundido por su partido Voluntad Popular.

La Constituyente considera que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que el pasado viernes le pidió retirarle el fuero parlamentario a Guevara, “ha constatado la existencia de medios de prueba suficientes” contra el legislador, que enfrenta penas de cárcel de hasta diez años.

Quizás te pueda interesar:  Otra riña, otro incendio en la cárcel Modelo

Guevara, de 31 años y delfín de Leopoldo López, dirigente en arresto domiciliario, se encuentra desde el sábado en la residencia del embajador chileno en calidad de “huésped”. Chile está dispuesto a otorgarle asilo político, dijo en Santiago el canciller Heraldo Muñoz. Si solicita asilo, Guevara podría ser beneficiado con un salvoconducto para ir a Chile, explicó Diego Arria, exembajador de Venezuela ante Naciones Unidas. “Creo que lo dejarían salir, porque al gobierno no le conviene crear otro héroe como Leopoldo López”, expresó.

El parlamentario había sido citado a la sesión de este lunes en la tarde, después de que el TSJ -acusado por la oposición de servir al chavismo- ordenó procesarlo en la justicia ordinaria y pidiera autorización a la Constituyente. En el acto, el fiscal general, Tarek William Saab, lo responsabilizó por “llamados” que “promovieron acciones de muchísimo peligro que pudieron haber culminado con una guerra civil (…) y un baño de sangre muchísimo mayor”.

El presidente del Parlamento, Julio Borges, denunció el domingo pasado que el procedimiento contra Guevara busca debilitar aún más a la cámara, cuyas decisiones son desconocidas por el TSJ.

El Gobierno de EE. UU. condenó este martes la decisión de enjuiciar a Guevara, al anotar que se trata de otra “medida extrema” del régimen de Maduro para “cerrar el espacio democrático” y “criminalizar la disidencia”.

En un comunicado, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, se pronunció sobre la decisión de la oficialista ANC de autorizar al Tribunal Supremo venezolano a abrir un juicio a Guevara. La portavoz condenó la “creciente falta de respeto” hacia “la democracia y los derechos fundamentales en Venezuela”.