Hoy se reanuda la audiencia de sustentación a la defensa del Santiago Uribe por el caso de ‘los 12 Apóstoles’, que busca que el Tribunal Superior de Antioquia acepte las pruebas que un juez en primera instancia negó en favor del ganadero para la etapa de juzgamiento.

Uribe está preso desde febrero del 2016 porque es investigado por presuntos nexos con el grupo paramilitar ‘los 12 Apóstoles’ y por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir.

Una de las peticiones de los abogados es llevar al hermano del ganadero, Álvaro Uribe Vélez a declarar como testigo clave.

El abogado suplente, David Espinosa, aseguró que “la pertinencia y utilidad del testimonio del expresidente, un testigo presencial, directo y con credibilidad. Él como ningún otro podrá demostrar cuál es el verdadero interés político de personas inescrupulosas que quieren atacarlo a él, a su familia y a Santiago”.

Igualmente, la defensa solicita que vuelvan a declarar los testigos claves de la Fiscalía: el mayor retirado de la Policía, Juan Carlos Meneses; el campesino Eunicio Pineda Luján; y el exparamilitar Alexánder de Jesús Amaya.

El apoderado solicita que los dejen presentar todas las pruebas para controvertir las “falsas pruebas de la Fiscalía. Nosotros estamos sustentando el recurso de apelación en contra de la decisión del juez de primera instancia, que nos negó el 90 por ciento de las pruebas que pretendíamos llevar a la audiencia pública de juzgamiento.”

Y agregó: “Lo que nosotros estamos demostrándole al Tribunal Superior es que el juez de primera instancia no quiere dejar defender a Santiago, quiere condenarlo sin ni siquiera darle la oportunidad de traer pruebas para defenderse”.