Como “un lugar cercano a sus corazones” fue definido el sitio donde el príncipe Harry y su novia, la actriz estadounidense Meghan Markle, contraerán matrimonio el próximo año.

Jason Knauf, el secretario de comunicaciones del hijo menor de Carlos y la fallecida Diana, reveló que la pareja eligió la capilla de St. George del Castillo de Windsor, en Inglaterra, para celebrar su boda la que tendrá lugar en el mes de mayo de 2018.

Knauf señaló que Windsor es un lugar “muy especial” para Harry, y que él y su novia han estado allí en los 16 meses que llevan juntos.

Los otros lugares que podrían haber sido escogidos por los novios, quienes ayer anunciaron su compromiso, eran la Abadía de Westminster y la Catedral de St. Paul.

Sin embargo, optaron por St. George ya que es un sitio más íntimo y, además, el mismo lugar donde en 2005 se casaron Camilla, duquesa de Cornwall, y el príncipe Carlos.

El secretario de comunicaciones de Harry también afirmó que él y su novia agradecen los buenos deseos que han recibido del público y que se preocuparán de poner su sello como pareja en su boda.

Según informó el ‘Daily Mail’, la familia real pagará el matrimonio, el que será televisado. Está previsto que los padres de Meghan, Thomas Markle y Doria Ragland, participen en la ceremonia, aunque no está claro si la novia será llevada al altar por su progenitor.

Otro dato entregado es que la actriz tomará la nacionalidad británica, y además recibirá el bautismo y la confirmación antes del matrimonio.

Knauf también reveló que Harry y Meghan asistirán el viernes a su primer acto público como pareja, el que tendrá lugar en el Museo Nacional de Justicia de Nottingham.

Quizás te pueda interesar:  Tasa de desempleos en América Latina llega al nivel más alto

El compromiso de Meghan y Harry fue anunciado este lunes. Poco después, la pareja compareció brevemente ante los fotógrafos en el Sunken Garden del Palacio de Kensington, donde la novia mostró el anillo que le regaló el príncipe: un aro de oro amarillo con un diamante de Botswana, y dos diamantes laterales pertenecientes a la colección personal de la fallecida Diana.

Más tarde, Meghan y Harry ofrecieron una entrevista a la televisión local, en la que entregaron detalles de su relación y de cómo fue la propuesta de matrimonio.

“Fue una sorpresa increíble, fue tan dulce, tan natural y muy romántica”, recordó la actriz, en tanto que Harry confesó que se enamoró de Meghan increíblemente rápido. “Todas las estrellas estaban alineadas, todo fue perfecto”, aseguró.