En la década de 1960,  Seymour Papert, con el apoyo de algunos investigadores del MIT, desarrollaron Logo, el primer lenguaje de codificación diseñado para niños. Antes incluso de que existieran las computadoras personales. Este lunes, para conmemorar el inicio de la ‘semana de la educación en las ciencias de la computación’, expertos del equipo de Google e investigadores de Scratch, plataforma del MIT, desarrollaron “el primer Google Doodle de codificación”.

‘Coding for Carrots’ es el Doodle interactivo con el que los usuarios pueden programar y ayudar a su protagonista, un pequeño conejo blanco, a reunir su comida favorita. Los usuarios podrán disfrutar de 6 niveles, en lo que deberán unir bloques de codificación, basados en el lenguaje de programación Scratch para niños.

Logo, que fue creado en 1967, es recordado por múltiples generaciones. Usándolo, los estudiantes podían dirigir los movimientos de una tortuga y programar sus acciones, mientras exploraban algunas nociones de matemáticas y ciencias. Para sus creadores, Logo representaba un poderosa herramienta para el aprendizaje.

En 2005, el MIT lanzó una reconocida plataforma gratuita para impulsar el aprendizaje de código en los niños. Scratch, que es el nombre de la plataforma y  también un lenguaje de programación en sí mismo, tiene amplias posibilidades de personalización y animación y va dirigida a niños, niñas y jóvenes entre los 8 y los 16 años de edad. La plataforma, que ha recibido financiación de empresas como Google y Cartoon Network, es sostenida por donaciones desde el 2013 y puede ser usada como recurso pedágogico por docentes de todo el mundo.

Con Scratch, así como con ScratchJr (dirigido a menores de 8 años), los niños pueden crear y compartir historias interactivas, juegos y animaciones, usando bloques de codificación como los del Doodle de este lunes.

Quizás te pueda interesar:  ISIS crea una aplicación para niños

De acuerdo con Champika Fernando, directora de comunicaciones de Scratch y extrabajadora de Google, “la programación en computadoras debe haber sonado futurista y poco práctica en la década de 1960, cuando se creó Logo por primera vez”. Incluso, aseguró en un comunicado, que en 1980, cuando escribió sus primeras líneas de código con nueve años de edad, sus padres se cuestionaron sobre los beneficios de la programación para su futuro.

Según Champika, al igual que Logo, Scratch se desarrolló en el MIT, basándose en ideas de Papert sobre los niños y las computadoras. “Está diseñado para ser menos intimidante que los lenguajes de programación típicos, pero igual de poderoso y expresivo” aseguró.

Mis primeras experiencias con las computadoras me dieron la confianza de que podía crear con nuevas tecnologías, no solo interactuar con ellas. Esas experiencias tempranas no solo influyeron en mi carrera profesional, sino que también me proporcionaron nuevas formas de expresar mis ideas e influir en el mundo que me rodea” puntualizó.