Distintas reacciones ha generado la salida de Juan Camilo Restrepo como jefe negociador del Gobierno en los diálogos con el Eln, hecha pública este lunes.

Desde una orilla se dice que los cambios, como este, durante las negociaciones de paz son normales; y desde otra, que la salida de Restrepo se debe a la falta de seriedad de la guerrilla.

Juan Camilo Restrepo explicó que su retiro obedecía a otros compromisos profesionales y personales que debía atender.

El senador del Polo, Iván Cepeda, quien ha seguido de cerca estos diálogos que se adelantan en Quito, Ecuador, dice que “como ocurre en los procesos de negociación, hay relevos, hay cambios”.

“Creo que llegó ese momento por petición del propio Juan Camilo, así que vendrá un empalme con una nueva persona que dirija el equipo de negociación del Gobierno. Creo que esto, como lo ha dicho el Presidente, no implica ningún traumatismo a los diálogos, sencillamente es un cambio que debía producirse y creo que el proceso con el Eln ahora ha adquirido un buen ritmo, una buena dinámica que es necesario que se siga desarrollando en los próximos meses, con acuerdos y ojalá con un acuerdo final”, señaló Cepeda.

Asimismo, el Senador reconoció el trabajo de Juan Camilo Restrepo.  “Es evidente que el proceso de paz con el Eln ha tenido avances, entre ellos el más significativo: haber pactado un alto al fuego con alivios humanitarios y también el haber comenzado a desarrollar puntos concretos de la agenda como son las preaudiencias de participación social y ciudadana en esos diálogos”.

Quizás te pueda interesar:  Congestión y demoras continúan en el Aeropuerto El Dorado

Mientras tanto, Alfredo Rangel, senador del partido de oposición Centro Democrático,
siente que la salida de Restrepo se debe al poco futuro que tienen las negociaciones de paz con el Eln.

“Tengo la impresión de que el doctor Restrepo se cansó de tanta ambigüedad y de poca seriedad del Eln en esos diálogos. El cumplimiento de la palabra del Eln ha sido proverbial, se ha especializado en decir una cosa y en hacer una cosa distinta, no ha cumplido con el cese y es evidente que no tiene control de sus hombres”, afirma Rangel.

Para el senador uribista, los diálogos con esa guerrilla “están afectados por la incredulidad y desconfianza del opinión pública, en el peor momento de un Gobierno con un sol a sus espaldas. Esos diálogos no tienen futuro”.

Por su parte, Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, quien también sigue de cerca la negociación con la guerrilla de ‘Gabino’, cree que la salida de Restrepo se debe a un desgaste en la dinámica de los diálogos.