Una jueza con funciones de control de garantías de Santa Marta le otorgó la libertad al conductor Jaime Gutiérrez Ospino y al líder espiritual Manuel Salvador Ibarra,implicados en el accidente de un bus, ocurrido el 18 de mayo de 2014, en el que murieron incinerados 33 niños y una mujer en Fundación, Magdalena.

El abogado Mauricio Ramírez, apoderado de los dos implicados, dijo que le solicitaron a la jueza el levantamiento de la medida de aseguramiento, con base en la Ley 1786 de 2016, la cual establece que el término no podrá exceder de un año.

“La defensa solicitó el levantamiento de esta medida, que se argumentó este martes por la bancada de la defensa y que por fortuna hizo eco en la juez de control de garantías, sustituyéndola por una no privativa de la libertad”, explicó Ramírez.

La audiencia se realizó este martes en Santa Marta. Gutiérrez e Ibarra, quienes se encuentran recluidos desde 2014 en la cárcel Modelo de Barranquilla acusados del delito de homicidio simple en concurso homogéneo y simultáneo -en la modalidad de dolo eventual-, recobrarán la libertad tras cumplir con los protocolos del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), según Ramírez.

En julio de 2017, el Tribunal Superior de Santa Marta decretó la nulidad del preacuerdo suscrito entre la Fiscalía y los dos implicados en la tragedia de Fundación, que cambiaba el delito de homicidio doloso a culposo.

Quizás te pueda interesar:  Vehículo se incendió al interior de una casa al norte de Barranquilla