Lo que pasó en Magüi Payán fue una masacre perpetrada por el Eln“, aseguró un funcionario de Nariño.

Afirmó que la ‘Resistencia Campesina’ es una especie de autodefensa apoyada por la disidencia del frente 29 de las Farc que armó a algunos ciudadanos de la población de Magüi Payán que no quiere someterse al Eln y a otros grupos al margen de la ley.

El 27 de noviembre un grupo del Eln llegó hasta las veredas de Juanchito y Pueblo Nuevo. El objetivo era presionar el apoyo de los campesinos y frente a la negativa del líder civico, Edisón Ortíz, procedieron a abrir fuego de manera indiscriminada.

La Defensoría del Pueblo envió una comisión que, sobre el terreno, comprobó las denuncias de la población y que el número de víctimas ascendía a 13.

“Según información obtenida con personas que presenciaron directamente los hechos, el día 27 de noviembre en las Veredas Juanchito y Pueblo Nuevo, ubicadas al margen del Rio Patía, sobre las 5 de la tarde, integrantes del Eln llegaron a las dos poblaciones con el fin de someter al grupo armado denominado ‘Resistencia Campesina'”, se lee en el informe de la Defensoría.

Agrega que “los hermanos Álvaro y Nilson Samuel Cuero, integrantes de la línea de mando de este grupo que estaban en Pueblo Nuevo, se negaron a someterse. Las versiones de la comunidad manifiestan que Álvaro empezó a disparar y que los integrantes del Eln respondieron contra todas las personas, sin importar que había población civil”.

El defensor del pueblo, Carlos Negret, lanzó una voz de alerta por la situación, que hace notoria la restricción de movilidad en la zona. “La entidad hace un llamado para que se protejan las autoridades civiles y líderes sociales de la zona quienes han manifestado estar amenazados por tratar de proteger la población y denunciar hechos violentos.”

Quizás te pueda interesar:  Comisión del Senado aprobó impeachment contra Dilma Rousseff

Informe de la Defensoria del Pueblo sobre Magui Payan

Los funcionarios recorrieron la zona donde evidenciaron el número de muertos cuyas familias ya sepultaron.