Para unos, es el proyecto urbanístico más ambicioso de Medellín en la próxima década. Para otros, un gasto innecesario para la ciudad. Lo cierto es que Parques del Río sigue avanzando en las obras que se dejaron contratadas.

El megaproyecto que entregó el primer sector, el 1A, en agosto del 2016, sigue con las obras en su segundo tramo en la franja oriental del Río, las cuales comenzaron en septiembre del año pasado.

Adiciones de aproximadamente 100.000 millones de pesos, incumplimientos de un contratista en el traslado de redes y oposición de los sectores que laboran en la zona de impacto son algunas de las características que ha tenido esta obra, que ayer anunció que el 12 de este mes iniciará obras de otra de sus fases clave: el soterrado.

El de este tramo consistirá en un viaducto subterráneo de 460 metros de longitud que contará con seis carriles vehiculares, un lazo de incorporación a San Juan y una franja reservada para el proyecto del tren multipropósito.

Este es mayor que el soterrado del costado 1A, que tiene una extensión de 392 metros pero cuenta con siete carriles. Está operando desde el 30 de junio del año pasado.

La Secretaría de Infraestructura Física informó que para los trabajos de excavación en el costado 1B, desde ese martes 12, habrá circulación restringida en la avenida Regional, entre los puentes de las calles 33 y San Juan.

Añadió la dependencia, que la pantalla occidental paralela al río Medellín ya tiene un adelanto del 80 por ciento mientras que la pantalla oriental, contigua a la vía de servicio de la avenida Regional, ya comenzó con la etapa de levantamiento.

Quizás te pueda interesar:  Tres estadounidenses ganan el premio Nobel de Medicina por sus investigaciones pioneras sobre el reloj biológico

A diferencia de las obras de la primera etapa, para esta no se dispondrán de puentes militares o vías en contraflujo, por el contrario, habrá cuatro carriles para la circulación vehicular. En lo referente a la movilización hacia el Norte, la Secretaría de Movilidad recomendó a los conductores rutas alternas las avenidas Las Vegas, Guayabal y El Poblado.

De igual forma, la dependencia anunció que el traslado de redes de servicios públicos domiciliarios finalizará en el transcurso de este mes.

Paula Palacios, secretaria de Infraestructura, informó que al valor estipulado de este sector –161.000 millones de pesos– se le hizo un reajuste por otros 94.000 millones debido a obras complementarias que eran necesarias y que no estaban en los diseño. “Pero no son sobrecostos”, aclaró la funcionaria.

Hablan los afectados

Parte de los negocios impactados por las obras en esta franja oriental acusaron no haber sido tenidos en cuenta en la socialización del proyecto.

Marta, propietaria de uno de los 70 establecimientos identificados como afectados por la obra, indicó que tuvo que cerrarlo, perdiendo ventas anuales de 1.800 millones de pesos. Como ella, otros también han tenido que cerrar sus puertas.

Por su parte, Alfonso Vergara, veedor ciudadano y presidente de Dignidad Colombia, manifestó que en marzo de este año radicaron una acción popular por las afectaciones.

“Para hacer el soterrado tendrán que talar 270 árboles aproximadamente. Pero la acción popular no prosperó”, contó Vergara, quien criticó que con ellos no han socializado el plan de movilidad.