Pasaron más de dos años desde que Carlos Vives anunció que escribiría y grabaría una canción en tono de protesta sobre la violencia contra la mujer.

Fue una promesa que el samario hizo en julio de 2015 cuando anunció que la canción se llamaría ‘La mujer de la ventana’, en vista de lo impactante que resultó para él conocer una fotografía que apareció en la primera página del diario popular Al Día en Santa Marta y que se hizo viral a través de las redes sociales de emisoras locales como Radio Galeón filial de la cadena Caracol.

La imagen, registrada por el reportero gráfico José López, mostraba a una mujer con el rostro y sus brazos ensangrentados luego de haber sido agredida por un hombre con un pico de botella dentro de una habitación en el segundo piso de una residencia en el mercado de la capital del Magdalena.

La canción es la número 16 de Vives, el trabajo musical que el cantautor publicó hace dos días a nivel mundial, el décimo grabado en estudio desde que presentó Clásicos de la Provincia, en 1993.

Víctor Polo, periodista de Radio Galeón, quien lidera una campaña para acabar con la violencia contra la mujer, relató a EL TIEMPO que aquella mañana de julio la ciudad se despertaba con un caso más de un hombre que agredía brutalmente a su pareja, pero esta accedió a denunciar al aire lo que le había ocurrido.

El testimonio de aquella mujer suscitó un debate entre los oyentes, el cual fue escuchado por Carlos Vives quien se encontraba en su apartamento de El Rodadero, en días en los que alistaba los detalles para presentar su fundación Tras la perla de la América.

“Ella discutió con su pareja y este recurrió a partir una botella de cerveza que encontró en el suelo y la atacó salvajemente. Ella metió sus manos para que no le cortara su rostro y recibió múltiples heridas. Entre los gritos, la gente llegó pero en la pequeña habitación no había espacio para escapar solo la ventana del balcón y fue cuando se asomó ensangrentada impactando a todo el que pasaba por el lugar”, contó el comunicador.

Una ‘firmatón’ que había sido propuesta por personas del común que llamaron al espacio radial no alcanzó siquiera a iniciarse cuando Vives confirmó en un mensaje de audio que envió al teléfono de Polo que la canción iba a ser una realidad y que ya le tenía nombre, pues se llamaría ‘La mujer en la ventana’.

Quizás te pueda interesar:  ISIS asume atentado al Parlamento Británico en Londres

“Esa imagen refleja un problema local y mundial que persiste y que no cuenta con soluciones de fondo. Me impactó y por eso no dudé en producir la canción, pero no pensaba en demorarla tanto, sino que después se decidió que se incluiría en el disco nuevo y que también hará parte de una campaña que lideraré a través de Tras la Perla de la América”, dijo el cantautor en una de las sesiones en su estudio en Bogotá con invitados especiales en las que dio a conocer su nuevo repertorio antes de ser lanzado oficialmente.

Polo considera que la canción llega en un momento urgente para atender este flagelo que este año ha suscitado, solo en Atlántico, por lo menos 1.900 denuncias por violencia intrafamiliar, teniendo en cuenta que más del 80 por ciento de los casos que ocurren no son puestos en conocimiento de las autoridades por el miedo que sienten las víctimas.

El periodista argumenta que ‘La mujer en la ventana’, “sin duda, servirá para llenar de coraje y valentía a las mujeres agredidas, para que denuncien y sepan que no están solas. Desde el día en el que Carlos Vives se comprometió a hacer la canción las cifras de denuncia han aumentado en Santa Marta. Este tema musical no es solo una canción, pues creo que se convertirá en un himno que tiene bandera y patria que todos aprenderemos a entonar para cerrar filas ante esta infamia de la violencia intrafamiliar”.

En la actualidad, la protagonista de la desgarradora imagen reside en un municipio del Magdalena donde inició con una nueva vida al lado de su hija.

José López, quien retrató a la mujer de la ventana recordó que ese día se encontraba en el centro de Santa Marta cubriendo una campaña política cuando de repente se escucharon gritos desde un balcón.

Fue hasta que apareció ella cubierta de sangre que el fotógrafo se percató de lo que ocurría disparando su obturador casi que por instinto.

Quizás te pueda interesar:  Trump tildó "hipócrita" a Paulina Vega

“Sin pensarlo la vi en ese balcón en esas precarias condiciones. Creo que en la trifulca ella alcanzó a hacerle daño a su agresor, pero fue increíble ver tan cerca que algo así sigue ocurriendo en estos tiempos”, describió López.

‘La voz de las mujeres’

Desde Paraguay donde asiste a un curso de metodología de la investigación de violencia contra mujeres y niñas, en el que participan expertos de Centroamérica y Latinoamérica, Emma Doris López, de la Red de Mujeres del Atlántico, se mostró conmovida al escuchar la canción de Vives por primera vez.

No podía entender cuando la vi en la ventana, era esa mujer todo su rostro sangraba.
No podía creer, un animal acechaba, quise responder y le grité a la distancia.
No no no señor: una mujer no se toca, es la religión solo se sigue y se adora.
No no no señor: no dañe usted lo más bello, fue una bendición, solo un regalo del cielo
-, dice la primera estrofa y coro de la canción de Vives a ritmo de un vallenato pop, pero nostálgico.

“Me erizó. Y es importante que se hable de esos momentos de tormento que viven las mujeres, esos momentos que padecen y que representan ese tipo de maltrato y odio hacia ellas por parte de un enojo. Soy una convencida de que hay que empoderarlas para que tengan voces y eso es lo que logra Carlos Vives con esta canción: resignificar que somos humanas, que no nos deben hacer daño, que venimos al mundo a construir sociedad de diálogo y convivencia”, manifestó López.

La experta en violencia de género aprovechó para enfatizar en que las agresiones hacia la mujer no provienen solo de su pareja, pues cada día son más los casos conocidos de hijos que maltratan y extorsionan a sus madres a cambio de que los atiendan o les suministren ayudas económicas.

“Este 25 de noviembre se conmemora el Día de la No Violencia contra la mujer y son muchas las cosas las que se pueden hacer. Esta canción tiene que catapultar a Carlos Vives como el embajador de la mujer en el mundo”, destacó.

En lo que va de 2017, en el Atlántico, de acuerdo con estadísticas de la Fundación Teknos, que atiende esta problemática en el Departamento, han sido asesinadas 43 mujeres, entre ellas una menor de edad. De este total 26 residían en Barranquilla.
El municipio con más muertes de mujeres este año es Soledad con 8; le sigue Malambo con 5; Juan de Acosta con 2 y Luruaco y Campo de la Cruz con 1, respectivamente. En 2016 fueron 51 mujeres asesinadas.

Quizás te pueda interesar:  Junior le ganó el pulso a la Autónoma 3-2

Mujeres siguen siendo cada vez más víctimas

El Atlántico es el Departamento de la región Caribe donde más muertes de mujeres se han presentado en este 2017. Le siguen Córdoba, Cesar, Magdalena y Bolívar, pero se trata de una problemática que no ha encontrado acciones concretas para ser frenada.
Emma Doris López, de la Red de mujeres en Atlántico, admitió que hay muchas cosas por hacer desde todas las esferas de la sociedad. Argumentó que cada proceso puede aportar su grano de arena para bajar los indicadores que prenden las alarmas todos los años. “Precisamente por eso estoy en Paraguay para ver cómo se le puede hacer frente al problema de manera más eficaz”, reiteró.

Niños de La Guajira tienen una plegaria

El nuevo trabajo de Carlos Vives contiene la canción Los niños olvidados, grabada junto a la cantante Cinthya Montaño, oriunda de Cali. Se trata de una crítica contra la desidia de todos los actores de la sociedad que no hacen nada por evitar que más niños de La Guajira sigan muriendo por desnutrición. “Es una canción para preguntarnos qué hacemos cada uno”, explicó Vives.